Boletín

Niños perdidos: evita los sustos en vacaciones

Los expertos dan consejos para evitar que los niños se pierdan en las playas 

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:25

¿Te imaginas ir con tus hijos a la playa y que en cuestión de segundos, pierdas de vista a uno de ellos? Son situaciones que suelen terminar en un “susto”, pero que empiezan con los peores escenarios imaginados. Cada temporada, la Cruz Roja registra 2.500 desapariciones, y en algunas zonas de gran afluencia, llegan a perderse hasta 10 niños al día.

Esto ¿a qué es debido? ¿Es un descuido de los padres? ¿De los niños? ¿Qué debemos hacer ante estas situaciones? Para darle respuesta a estas preguntas ha estado en la Noche de COPE, Miguel Ángel Sánchez, miembro de la Unidad de Emergencias de la Cruz Roja, indica qué es lo primero que hay que hacer en el caso de que desaparezca un niño: “acercarnos al equipo de salvamento, dar las características de este niño, la edad, el  nombre, la ropa de baño que lleva puesta y una característica física”. Si por el contrario, al caminar por la playa aparece un niño perdido, hay que avisar al equipo de salvamento. 

Estas situaciones se pueden evitar gracias a la prevención. Para evitar que un niño se pierda, Sánchez ha señalado los siguientes consejos: “marcar un punto de encuentro con los más peques, darles una vestimenta lo más llamativa posible, ponerles una pulsera con un código de la Cruz Roja, vinculado a un teléfono y acompañar a los niños en todo momento”.

Francisco Canals, periodista de sucesos, ha querido señalar que la peor parte en estos casos, no es para los niños: “los niños no lo pasan tan mal, son los padres quienes lo pasan peor pensando que han secuestrado al niño o que se ha ahogado dentro del agua.”

Aconseja también que se siga la corriente de agua y la brisa, para encontrar a un niño, pero sobre todo, alerta que es importante que algún familiar se quede cerca de las toallas por si el peque vuelve por su propio pie.

Lo más