Programa - La Noche

La Noche

Con Adolfo Arjona

Lunes a viernes de 01:30h a 04h

    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
    • item no encontrado
  • Itunes - La Noche

¿Y si los secadores de manos volvieran a ensuciárnoslas?

“Si nuestras manos no han sido lavadas con cuidado podemos depositar bacterias en estos aparatos", asegura el doctor Antonio Pardo

Cuidado con los secadores de mano. En 'La Noche' contamos sus riesgos

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:33

Lavarse las manos en un sitio público y, acto seguido, ponerlas debajo del secador es algo que hacemos casi mecánicamente. Pensamos que así nuestras manos quedan totalmente limpias. Pero, ¿esto es realmente así?

Según la Organización Mundial de la Salud, lavarse las manos reduce el riesgo de contraer una enfermedad respiratoria en casi un 25%, y disminuye a la mitad las posibilidades de padecer una enfermedad estomacal. Sin embargo, puede que el enemigo de que nuestras manos estén aseadas no sea únicamente no lavárnoslas. Y es que las bacterias están presentes en todo lo que nos rodea. Así, nos enfrentamos diariamente a millones de microorganismos que pasarán de una superficie a otra para poder sobrevivir. Es por eso que incluso aparatos como los secadores de manos que, aparentemente, utilizamos con las manos limpias, son un importante foco de bacterias.

Según el jefe del servicio de medicina interna del Hospital RUBER de Madrid, Antonio Pardo, “si nuestras manos no han sido lavadas con cuidado podemos depositar bacterias en estos aparatos, que luego pasarán a otros usuarios”.

Además, estos aparatos requieren de cierta limpieza en su interior, algo que no siempre se realiza, y que quedó patente en una fotografía, que a la postre se haría viral, en la que una estudiante de enfermería mostraba los hongos que en el secador de manos de un baño público se habían acumulado. Antonio Pardo explica a qué se debe la proliferación de hongos y otras bacterias dentro de los secadores de manos convencionales.

También es cierto que hay lugares más vulnerables que otros a la aparición de bacterias. Entre estos lugares destaca sobre todo los demás, los cuartos de baño. Ahora se está investigando si los secadores de manos que cuentan con filtros en su interior reducen, o no, el riesgo de contagio por bacterias. Independientemente del resultado, de momento, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut ya han decidido sustituir los secadores de manos por los clásicos rollos de papel.

Lo más