Juan: "me pasé un mes llorando, sin tocar a nadie, temiendo que me hubiese contagiado el VIH"

La terrible situación de los funcionarios de prisiones españoles

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:29

Muchas veces la realidad supera la ficción. Los funcionarios de las prisiones españoles están en peligro. Se producen dos agresiones graves al día de media. El sistema permite que se sigan cometiendo estos ataques. El panorama se tiñe de negro, ya que muchos afectados no quieren hablarles a los medios de comunicación de su situación. 

Sin embargo, han estado con nosotros Juan, que no ha querido mostrar su verdadera identidad por seguridad y es funcionario de prisiones de Algeciras y el portavoz de la asociación Tu abandono me puede matar, Enrique Rodrigo para contarnos el infierno que viven. 

Un compañero de Juan fue apuñalado por la espalda en 2003, sufrió una perforación en el pulmón. Sin embargo, no solo la violencia física les perjudica, sino que la presión psicológica es tremenda: “el día siguiente a la agresión, tienes que volver a enfrentarte a ellos, tienes que ver a los que te querían matar". 

Estuvo en riesgo su integridad física cuando él se cortó y un recluso infectado con el VIH ostentaba una herida también: “con 27 años me pasé un mes llorando, sin tocar a nadie, pensando que había sido contagiado”. Sin embargo, sigue creyendo en la reinserción siempre y cuando haya los recursos necesarios y no los hay. 

Enrique Rodrigo reivindica la reclamación que tienen todos los funcionarios de prisión: “queremos ser reconocidos como agentes de la autoridad”, como lo son los sanitarios, los profesores, los agentes de los cuerpos de la ley, etc. Quiso destacar su precariedad: “vivimos en una situación de violencia permanente”. Y es que 2600 agresiones violentas en cinco años, no son casos aislados y evidencian el problema estructural que perjudica a estos trabajadores del Estado que arriesgan su vida cada día.

Lo más