Boletín

El gran sueño español: llegar al espacio

El primer cohete español que va a hacer Historia

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15 jul 2019

Felipe II quería engrandecer el Imperio español, buscando siempre nuevos territorios que conquistar. Pero, seguramente jamás se le ocurrió que el espacio sería otra región más que ocupar. ¿Qué hubiese pensado si se hubiese enterado que en 2022, iba a despegar el primer cohete español?

Raúl Torres, CEO de PDL Space nos cuenta en La Noche de COPE, la gran aventura que supone crear una empresa que termina enviando cohetes al espacio. 

Señala las dificultades propias de la idiosincrasia de nuestro país: “hasta la fecha PDL Space ha levantado 18 millones de euros, entre inversión pública y privada. Un 75% ha sido financiación privada. Nuestro país tiene cosas muy buenas, pero cuando se trata de temas científicos o tecnológicos es más complicado”. 

Para los inversores no solo es importante la tecnología que se desarrolla, también hace falta que se conozcan muy bien los negocios. Se calcula que en 2025, la empresa española facturará más de cien millones de euros por lanzamientos espaciales. Pero también quiere señalar los otros motivos que llevan a la inversión: “cuando se invierte en un proyecto como este, se pone de manifiesto que se está invirtiendo en desarrollar una capacidad tecnológica para un país concreto. Solo hay once países con este tipo de tecnología”. 

Como no podía ser de otra forma, el cohete tendrá el nombre de Miura. En un primer lugar, se efectuará el lanzamiento del MIURA 1 desde Huelva. Es un demostrador tecnológico que va a conseguir 120 kilómetros de altura y que luego volverá a la Tierra para ser recuperado. 

El MIURA 5 será lanzado en 2022, desde la Guyana francesa y una vez que se encuentre en el espacio, pondrá en órbita satélites del tamaño de una lavadora. Pasará a formar parte de la Historia aeroespacial. 

Pero aún queda mucho trabajo, ya que en España no existe una carrera espacial, con diversas empresas que compitan entre sí. Se debe a la falta de inversión y de políticas en el largo plazo. Pero, se puede arreglar gracias a la iniciativa privada y al talento. 

Lo más