Boletín
Programa - La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Sábados-domingos de 6h a 08:30h

Correas: "El anuncio de la exhumación de Franco tiene un aroma electoral importante"

Escucha el monólogo de Ángel Correas de este sábado

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18 mar 2019

 

Una mañana en la que tenemos sobre la mesa tres nombres. El primero es bien conocido; Francisco Franco. Lleva más de cuarenta años momificado y enterrado en el Valle de los Caídos y sacarle de allí es el gran objetivo del gobierno de Pedro Sánchez desde que llegó a la Moncloa. O al menos prometerlo.

Seguramente, que Franco esté o no en el Valle de los Caídos en poco puede afectar a la vida diaria o al futuro de los españoles pero, ahora mismo, mediaticamente es un titular potente con destino al electorado de izquierda con el que rivaliza con Podemos. El anuncio tiene un aroma electoral importante.

Así que Pedro Sánchez ha querido iniciar la campaña poniendo fecha a la exhumación de Franco, el 10 de junio, e incluso cita el destino final, el cementerio de El Pardo donde está enterrada su mujer Carmen Polo. La realidad es que todo esta promesa de calendario del Gobierno depende todavía de la decisión del Tribunal Supremo al que ha recurrido la familia de Franco y que podría acabar en una suspensión cautelar del Decreto que puso en marcha el procedimiento. Pero hasta que llegue una decisión del Supremo o sepamos el gobierno que salga de las urnas, el anuncio ahí queda para la campaña.

El segundo nombre que lleva adherido esta jornada es el de Brenton Tarrant, de 28 años. Está acusado de asesinar a 49 personas en 2 mezquitas de Nueva Zelanda y dejar además unos 40 heridos, 11 de ellos en estado crítico. Este crimen además añade la macabra voluntad de dejar constancia del tiroteo retransmitiendo en directo la masacre a través de las redes sociales. Una mente fanatizada que curiosamente se radicalizó durante un viaje a Europa, incluida una visita a España. Este individuo ha estudiado perfectamente la puesta en escena y las armas que ha utilizado están decoradas con alusiones a todo tipo de fechas o personajes de multitud de países.

Por ejemplo, en uno de los cargadores que ha utilizado aparece el nombre de Don Pelayo, protagonista de la reconquista en España.

Está detenido y en su primera declaración ante el juez llama la atención su absoluta serenidad. Sabía lo que hacía y sabía como lo quería hacer y se ha preocupado por dejar huella. Consecuencias de una mente fanática pero probablemente consciente y calculadora.

Y el tercer nombre de esta jornada es el de María. Acusada de asesinar a sus dos hijos, un niño de tres años y una bebé de cinco meses en Godella, Valencia. Probablemente, en este caso se bordee o se traspase directamente la línea de la locura o la enajenación. Resulta muy difícil de entender algo así si no hay por medio una explicación psiquiátrica o al menos eso queremos creer.

Hoy aparecen datos de todo tipo. Por ejemplo que María había sido detenida en 2011 durante una manifestación del 15-M. Bueno, es un detalle pero que no explica para nada semejante barbarie. Otros detalles hacen plantearse si se pudo hacer algo más a tenor de los indicios que indicaban que algo no iba bien en esa familia.

Por ejemplo, que esta misma semana, la abuela de los niños había alertado a los servicios sociales para que acudieran a la vivienda, o algo parecido, que la pareja tenía “okupada” en Godella. Algo no iba bien. No era la primera vez que la detenida intentaba acabar con la vida de uno de sus hijos porque pensaba que estaban poseídos y que podía resucitar. Ahora será sometida a un examen psiquiátrico. El padre, de nacionalidad belga, también está detenido y ambos se enfrentan a una acusación de homicido. Hay una investigación abierta, y quizás alguien acabe por encontrar una explicación.

Lo más