Boletín

Jon Uriarte: ''Recordamos a Notre Dame en los clásicos del cine''

Jon Uriarte analiza con Ángel Expósito una de las noticias más importantes y destacadas del día, pero a través de su particular visión de las cosas

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:20

Jon Uriarte analiza con Ángel Expósito una de las noticias más importantes y destacadas del día, pero a través de su particular visión de las cosas. Porque todo, hasta lo más serio, tiene su versión alternativa y, por qué no, surrealista. Sobre todo cuando la LINTERNA alumbra la actualidad y es Uriarte quien se encarga de seguir el haz de luz. Bueno, todo esto ha quedado muy bonito pero en realidad hace lo que le da la gana.

Las llamas se han extinguido, pero quedan las cenizas y el recuerdo de lo que fue y debería volver a ser. A parte de ser un tesoro físico es también icono cinematográfico y para comprobarlo basta con recordar algunas películas en las que aparece la famosa catedral. Jon Uriarte comenta algunas.

Ayer viendo las llamas nos acordamos del jorobado de Notre Dame en todas sus versiones. La de blanco y negro, la posterior con Gina Lollobrigida y la de Disney. Notre Dame no solo estuvo en peligro en la ficción, también en la vida real. En 1944 las tropas de EE.UU y las aliadas estaban en las puertas de París. Hitler le dijo a su general que resistiera o que la destruyese, pero le contestó con un rotundo no. eso es algo que se plasmo en 'Arde París', toda una crítica a lo absurdo de la guerra.

La escena más surrealista es esa que aparece en la película francesa Amelie. La madre de la protagonista muere aplastada por una persona que se suicida tirándose de Notre Dame y le cae encima. En la línea del cine de eterno en la que aparece la catedral, también hay que citar la película 'Charada' donde Cary Grant y Audrey Hepburn recorrían el Sena con Notre Dame de fondo.

Hablando de amores y desamores todo el mundo recuerda la película de Woody Allen con Carla Bruni en 'Midnight in París'. Esto es solo un ramillete de ejemplos por no hablar de la literatura o la música. Como por ejemplo, la canción que cantaba Gene Kelly en la orilla del Sena con Notre Dame de fondo.

Lo más