Boletín

Jon Uriarte: ''Gila sigue entre nosotros''

Jon Uriarte analiza con Ángel Expósito una de las noticias más importantes y destacadas del día, pero a través de su particular visión de las cosas

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:04

Jon Uriarte analiza con Ángel Expósito una de las noticias más importantes y destacadas del día, pero a través de su particular visión de las cosas. Porque todo, hasta lo más serio, tiene su versión alternativa y, por qué no, surrealista. Sobre todo cuando la LINTERNA alumbra la actualidad y es Uriarte quien se encarga de seguir el haz de luz. Bueno, todo esto ha quedado muy bonito pero en realidad hace lo que le da la gana.

Hace 100 años tal día como hoy nació un genio llamado Miguel Gila. Un cómico que logró mostrar la vida a través del humor. Jon Uriarte, gran seguidor ayuda a demostrar que Gila sigue con nosotros.

Miguel Gila nacia un 12 de marzo de 1919 en el barrio de Chamberí, en Madrid y ya desde un principio nos contaba que dependiendo de donde nacieras la cosa cambiaba. Vivió con sus abuelos en una humilde ático con lo poco que tenían, de hecho tuvo que dejar la escuela a los 13 años y ponerse a trabajar. Llegó la guerra civil y participó en el bando republicano y acabo en el Quinto Regimiento de Listerñ. Así que cuando cuenta su vida del soldado, lo hace con conocimiento de causa.

También fue un visionario. Tuvo claro que hay temas que son eternos como la crisis en la familia, problemas para llegar a fin de mes, las facturas...pero también habló de lo que costaba una boda o de cuánto costaba una operación de estética en aquella España que de repente se sintió Rica.

Las pruebas de que don Miguel, nacido hoy hace 100 años está vigente es el tema de la economía. Por ejemplo lo que suponía, supone y supondrá comprarse un piso. Después estaba la situación de España respecto al mundo. Gil ha dejado muy claro quién mandaba, por cierto el mismo que ahora. Pasaron los años y no solo recibíamos turistas, también viajamos y lo que son las cosas empezamos a mirar por encima del hombro a otros países.

Él fue un genio del absurdo, capaz de hacer un chiste de todo o de retransmitir una operación como si fuese un partido de fútbol. ¿Hay mejor forma de tomarse la vida que como si fuera un simple juego?

Lo más