Tiempo clásico en La Linterna

Joaquín Montero: un gran músico

Toda la actualidad de la música clásica en La Linterna de Juan Pablo Colmenarejo con el experto Carlos de Matesanz.

Pedro Piquero interpreta la música de Joaquín Montero

Pedro Piquero interpreta la música de Joaquín Montero

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17 mar 2017

Prácticamente olvidado desde el siglo XVIII, el sevillano Joaquín Montero (1740? - 1815?) es un compositor del que se conocen poquísimos datos y poquísima música. Toda la que se conserva de la que compusiera para tecla ha sido reunida en un documento excepcional , que lo es por varios motivos. En primer lugar, porque, además, supone el nacimiento de un nuevo sello discográfico español y dedicado prioritariamente a la música española: Nîbius, la nueva empresa de uno de los productores discográficos más activos de nuestro país, el zofiense José Miguel Martínez; en segundo lugar porque la música de Joaquín Montero es de una depuración, un equilibrio y una categoría expresiva y artística soberbia; y en tercer pero no último lugar, porque la interpretación del pianista Pedro Piquero es simplemente modélica.


Ya en su día, este pianista firmó una fantástica integral de la música para tecla de otro gran compositor sevillano casi desconocido del siglo XVIII: Manuel Blasco de Nebra. Ante aquellos discos tan destacados, el musicólogo Andrés Ruiz Tarazona, uno de los grandes sabios de la música española, comenzó a "perseguir a lazo" a Piquero para que realizase algo parecido con la de Joaquín Montero. Gracias a su constancia, el proyecto se llevó a cabo y cristaliza en este primer disco de Nîbius, en el que Piquero vuelve a sentar cátedra con su interpretación con piano moderno pero totalmente adecuada musical y estilísticamente a las exigencias de la música.  Son las seis sonatas bipartitas -con dos movimientos cada una- que el autor llegó a publicar como Opus 1, y diez "Minuetes para clave y piano fuerte" que se conservan en la Biblioteca Nacional gracias al legado de Barbieri, el famoso autor de "El barberillo de Lavapiés".


Pero la resurrección de Joaquín Montero no para aquí. Lo que en un principio nació siendo una especie de vídeo del making of de este disco ha acabado convirtiéndose en un documental cinematográfico sobre la vida, la obra y las conjeturas en torno al compositor Joaquín Montero. La película, de 70 minutos de duración, lleva el título de "Silente" y ha sido dirigida por el joven realizador extremeño Rubén García, con una gran calidad visual, tal y como demuestra el tráiler oficial del filme.

Novedades discográficas.-


El sello hipereconómico Brilliant saca al mercado una integral bastante completa (4 cedés) del compositor para guitarra más conocido de todo el siglo XIX español: Francisco Tárrega. No sólo incluye las composiciones originales para guitarra del maestro castellonense, sino también sus transcripciones de obras de autores tan diversos como Bach, Mozart, Beethoven, Grieg o Haydn, entre otros. La lástima es que habiendo tan magníficos guitarristas en nuestro país, el registro lo protagonice un italiano -y en Italia también los hay mejores- de calidad técnica y musical no mala pero sí claramente superable: Giulio Tampalini.

Agenda de conciertos.-


Por fin podrá verse en España, completa y en su versión original, la segunda ópera compuesta por Richard Wagner: "La prohibición de amar". Wagner, que siempre escribía sus libretos él mismo sobre asuntos propios, recurrió en tal oportunidad, y por única vez en su vida, a un argumento ajeno: "Medida por medida" de William Shakespeare. Como estamos en el año del cuarto centenario de la muerte del Cisne de Avon, el Teatro Real de Madrid pone en escena esta obra en coproducción con el Covent Garden de Londres y el Colón de Buenos Aires. Desgraciadamente, se le ha confiado la dirección escénica a Kasper Holten, que es hortera como él solo, pero a quien hay que reconocer, por encima de sus múltiples detalles de mal gusto estético, que sabe mover a solistas y masas corales. Por suerte, el apartado vocal, sin grandes estrellas en el reparto, es sólido y solvente y la dirección musical del titular del Real, Ivor Bolton, muy buena. En cartel, nueve representaciones hasta el 5 de marzo.


Mientras, en Bilbao podrá verse una ópera más conocida -"Manon Lescaut" de Puccini- en una producción de exquisito gusto, pero, ojo: sólo en el vestuario. El responsable tanto de decorados como de vestuario es el mismo, Jamie Vartan, y, claramente, ha decidido llevarse el gasto de la producción -procedente del Teatro Regio de Turín al vestuario, dejando la decoración del espacio en una parquedad rayana en la pobreza, con lo cual el equilibrio del espectáculo se resiente. Lo que, sin duda, no se resentirá es la parte musical, aunque la dirija Pedro Halffter, pues el reparto de solistas está encabezado un tenor tan aclamado en nuestro país como el norteamericano Gregory Kunde; eso sin contar con que los papeles que los rodean van cubiertos por cantantes españoles de tanto renombre como Manuel Lanza, Stefano Palatchi y Ainhoa Arteta.

.

Contenidos relacionados

Lo más