Boletín

La hermana Lety se juega la vida para salvar la de los más necesitados

Su labor ha sido fundamental en México

Audio

 COPE.es

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 20:54

Nuestra protagonista de hoy se llama Leticia. Leticia Gutiérrez es una misionera que pertenece a la Congregación de Misioneros de San Carlos Borromeo más conocidos como “scalabrinianos”. Es pequeña, y de aspecto dulce, pero le sobra fuerza y valentía para ayudar a los demás. Su labor ha sido fundamental en el país azteca, en México. Lety, como se la conoce de forma popular ha impulsado al otro lado del charco una auténtica revolución. Hace unos años, esta mujer puso en marcha una red nacional con un centenar de albergues católicos con la ayuda de grupos defensores de los derechos humanos.

Y tal es la vocación y voluntad de Lety por ayudar a los demás, que la hermana puso en riesgo su vida en varias ocasiones. La primera en 2008. Se enfrentó a una turba armada con bidones de gasolina que pretendía prender fuego a su albergue en Oaxaca. Intentaron quemarla viva, pero no lo consiguieron. Se jugó la vida para echar una mano a esas personas que lo necesitaban.

Pasada esta etapa, siguió al pie del cañón como secretaria técnica del Colectivo de Defensores de Migrantes y Refugiados. Allí, protegía a los más vulnerables, a aquellos que no buscaban otra cosa que un futuro en condiciones. Como puedes ver su currículum es impecable. Pero como todo en la vida, llegó un momento en el que cualquier persona, en una situación de estrés pide tranquilidad. Ahora esta hermana vive de una forma un poco más relajada.

Desde el año pasado, trabaja en España al frente de la delegación de Migraciones de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara. Así que Lety juega en su terreno, sin ver la muerte tan de cerca. Sigue dedicándose a los demás pero de forma más tranquila. Eso sí, no descarta volver a América.

Lo más