Víctor Ullate : “Se bailan las penas y las alegrías”

El bailarín y coreógrafo visita Herrera en COPE.

 El bailarín Víctor Ullate visita el estudio de Herrera en COPE.

Bárbara Archilla

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 11:41

La Compañía que fundó hace 30 años, supuso que grandes figuras de la danza triunfasen fuera de nuestras fronteras, y que él creciera como maestro y como persona. El aprendiz de Maurice Béjart, Víctor Ullate confiesa que de él “aprendí todo, y lo que nos enseñó, luego hemos podido plasmarlo en los demás”.

Nunca salió fuera porque “en España estaba todo por hacer, los demás países ya lo tenían todo. Venimos a este mundo encomendados para hacer algo, para hacer un público”. Y lo ha hecho con creces: “Al principio tenía 18 espectadores, y ahora lleno el Lope de Vega”.

Dice que se retira, pero adelantamos que es una piadosa mentira, porque “mi sueño era hacer una Casa de la Danza para niños huérfanos. Y en elló está. Dice que en España “la tradición de la danza la hemos perdido y nos cuesta que un hijo se dedique al baile. Se creen que no es una carrera o una profesión”. Pero también hay mucha rivalidad “como en todo, la envidia existe y existirá, pero por principios uno tiene que ser buena gente y aprender de los demás”. Como aprenden sus hijos, que siguen esos pasos, con un futuro prometedor. Dos bailarines y un empresario.

Dice que ya no levanta la piernas como hace 40 años, pero “levanto a esos niños perdidos en la Casa de la Danza”. Ya es mucho, para una retirada. Una retirada de mentira como hemos dicho. Porque la retirada de Víctor Ullate es ese tipo de retirada en que uno se va a vivir a Villanueva de la Vera, para descansar, y antes de llegar, habla con el alcalde para organizar un Festival de Danza. Cada uno se retira como quiere

Lo más