'Herrera en COPE'

Una periodista amenazada por ETA: "No pueden quedar impunes los atentados. Asesinar no sale gratis"

Una periodista amenazada por ETA: No pueden quedar impunes los atentados. Asesinar no sale gratis

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:41

Casi dos décadas después de que el etarra Txeroki, exjefe de la banda terrorista ETA, intentara asesinar a Marisa Guerrero, delegada de Antena 3 en el País Vasco, el banquillo de la Audiencia Nacional acogió este lunes al criminal por el intento de atentado mediante el envío de un paquete bomba en 2002. Para conocer los detalles del suceso e impedir que se blanquee la historia de estos terroristas, ha sido entrevistada en 'Herrera en COPE' la periodista, que ha dicho que está volviendo a “revivir” una situación “que quieres sepultar cuanto antes”.

Guerrero ha confesado que desde el año 2000 “había sido prevenida por el consejero de Interior de que figuraba en las listas” con su padre de los objetivo de ETA. Por eso adoptó “estrictas medidas de seguridad”, entre las cuales se encontraba “no abrir ninguna correspondencia que pudiera llegar a tu casa”. Por eso, cuando su madre recibió el paquete bomba con el remite de la patronal vasca no tuvo “ninguna duda”. Le dijo que se lo quitara a su sobrina, que estaba jugando con él, y que salieran de casa inmediatamente.

El sobre contenía explosivos para dinamitar todo el edificio, según analizó un artificiero. Pero además, de haber estallado, hubiera acabado con la vida de su madre, de su hermana y de sus dos sobrinas.

Pese a ello, Guerrero no sucumbió a las presiones de los terroristas que querían reducirla a ceniza. Tuvo claro “desde el primer momento que había que resistir”, que marcharse del País Vasco seria una “victoria para ellos”, que nadie la “iba a callar” ni a echar de su tierra.

Con la voz rasgada por la emoción, Guerrero ha confesado que siguió el ejemplo de “otros resistentes” y de las “familias de las víctimas que a pesar del dolor y la indiferencia se mantuvieron firmes”. Gracias a ellos, que son "los verdaderos hérores", hoy “hemos llegado al final de esta historia con una ETA derrotada”, ha señalado. No obstante, ha incidido en que "toda esta gentuza tiene que ser consciente de que asesinar no sale gratis. No pueden quedarse impunes todos estos atentados".

Lo más