COPE

Sáenz de Santamaría ya dejó en 2018 la puerta abierta en COPE a abandonar la sede de Génova

En una entrevista realizada en 'Herrera en COPE' en julio de 2018, la exvicepresidenta advertía que sería una forma de "volvernos a construir de abajo a arriba"

Audio

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:35

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ya habría dejado la puerta abierta en julio de 2018, a vender la sede nacional del partido de la calle Génova, en el transcurso de una entrevista realizada entonces en 'Herrera en COPE'.

El 'run run' que ya sonaba entonces, tal y como ha reconocido Carlos Herrera ha saltado a la primera línea informativa después de que el líder de los populares, Pablo Casado anunciara este martes, tan solo 48 horas después de la deblacle en las elecciones catalanas, que abandonarían la sede de Génova, un paso con el que querría escenificar un borrón y cuenta nueva con el pasado de la formación y los casos de corrupción sobre la supuesta caja b.

Ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, Casado explicaba que "no deben seguir en un edificio cuya reforma se está investigando en los tribunales", coincidiendo con el inicio en la Audiencia Nacional del juicio por el presunto pago de las reformas de la sede del PP con dinero negro y por el que el extesorero del partido Luis Bárcenas se enfrenta a otros años de prisión.

LA ENTREVISTA A SANTAMARÍA

Concretamente el 10 julio de 2018, Carlos Herrera preguntaba a la entonces vicepresidenta si sería partidaria de vender la sede del partido de la calle Génova. "Como me lo han planteado muchos afiliados de base, yo creo que hay que darle una vuelta porque esa gente tiene mucha visión de futuro y de cómo puede ser nuestro partido en el futuro con generosidad, humildad y volviéndonos a construir de abajo a arriba", argumentaba Sáenz de Santamaría.

Ese mismo día se le preguntaba por esas declaraciones a su rival político, Pablo Casado, quien aseguró que él era un candidato que no renegaba del pasado y añadió: "Creo que el problema del PP no es ni qué sede tiene, ni un logotipo ni un himno ni un nombre. El problema que tenemos es de fondo".

Hay que recordar que ese verano, el PP estaba en pleno proceso interno de primarias para elegir al sucesor de Mariano Rajoy. Según subrayó entonces, lo que podía hacer reconectar con la sociedad y el electorado no era "pintar el logotipo de otro color" o "cambiar al edificio de enfrente" sino mantener una "posición firme" en Cataluña, en política antiterrorista, bajada de impuestos, la unidad de España o defensa de la familia.

CAMBIO DE SEDE, ¿DÓNDE?

A la espera de que la dirección nacional ofrezca más detalles sobre el cambio de sede del PP, fuentes de la cúpula del partido han señalado que quieren hacerlo "lo antes posible", sin precisar ninguna fecha.

El presidente del Partido Popular ha encargado al secretario general de la formación, Teodoro García Egea, "el traslado de la sede y todo lo relativo al mismo", según han confirmado a Europa Press fuentes 'populares'.

10.243 METROS QUE COMPRÓ A MAPFRE EN 2007

El inmueble situado en Génova 13, desde cuyo balcón ha celebrado el PP sus victorias electorales, cuenta con 10.243 metros distribuidos en nueve plantas de oficinas y cuatro de aparcamiento. Si el PP elige la opción de vender, podría conseguir hasta 36 millones de euros, mientras que si opta por arrendar obtendría entre 140.000 y 160.000 euros al mes, según las estimaciones de Idealista.

De conseguir esta cantidad, el PP recuperaría casi la totalidad de la inversión realizada en 2007 cuando compró el inmueble a Mapfre por 37 millones de euros, según añade el portal inmobiliario, que señala que esta decisión se produce "en plena pandemia y en un escenario donde el teletrabajo ha cobrado protagonismo".

n lo demás, pues miren, la cuestión tiene tres patas, el taburete que no cojea: la sede del PP y los disturbios ayer en Cataluña a consecuencia de la detención del sociópata este del Pablo Hasél cumpliendo la ley, por cierto, cumpliendo la sentencia para que entre la cárcel y también la sede del Partido Popular porque ha anunciado que va a abandonar la sede de Génova 13.

Esto, miren, ha tenido mucha importancia porque hoy ocupa directamente portadas y portadas, informativos de televisión, de radio, de periódicos y periódicos. Como yo les recordaba a las 06:00, si hay una máxima ignaciana que recordaba Pablo Sebastián el republica.com, que es en tiempo de tribulación no hacer mudanza, pero Pablo Casado se ha apuntado a la mudanza. También le recordaba aquella cuña de la empresa de mudanzas que era “el rayo soy, donde me llaman voy”. Pues le llaman en Génova 13. Ahora se trata de que todos se pongan ya a consultar portales inmobiliarios a ver qué sede encuentran.

Es una maniobra simbólica indudablemente, romper con el pasado. ¿Es efectiva? Hombre, lo es siempre que no se quede ahí. Una sede solo es una sede, pero se trata de enviar un mensaje. Si es enviar un mensaje está bien, pero es más importante crear un proyecto político curtido, nítido, importante que no solamente esté basado en el tacticismo y en la estrategia porque un simple traslado no soluciona los problemas.

Hombre, es quitarse un peso de encima y es reconocer que, efectivamente, todas aquellas investigaciones que están ahora en juicio tienen el sustento de que en esa sede se cometieron irregularidades. El problema es cuando pasan las horas y los días después de que tomes una decisión así y te das cuenta de que has tomado una decisión que lo único que sirve es para alentar aún más a los que te acosan porque tu movimiento solo sirva para que digan que tenían razón en las acusaciones y que la siguen teniendo.

Hoy hay diarios que, asómense a cualquier medio de comunicación. Se siguen uniendo las palabras PP y corrupción, corrupto, no se avala la decisión y, además, ya se está buscando en la hemeroteca el momento en el que Casado dijo: “Esto no lo arregla o no se arregla cambiando el color del logo o cambiando de sede” porque lo dijo.

Aquí en este programa Soraya Sáenz de Santamaría quiero recordar, y quiero recordar que también la señora Cospedal, hablaron de que un paso que podría darse era cambiar la sede del partido y entonces Casado se opuso, pero han cambiado las cosas. Un resultado en Cataluña, resultado en las elecciones catalanas, ha supuesto el momento definitivo de este terremoto. ¿Se corresponde con la realidad electoral del Partido Popular? Quizás ese examen hay que hacerlo con un poco más de profundidad e, incluso, y me consta que lo deberán estar haciendo, claro, igual que lo hace Ciudadanos en la sede del partido, pero volvemos un poco a lo de antes: ¿te sale a cuenta cambiar de sede? Porque, miren, el PSOE sigue ahí encerrado reivindicando el hilo histórico que le supone seguir instalado en lo que fuera la casa de Pablo Iglesias, el original, no el del moño, a pesar del golpe de Estado comunista del 34, a pesar de la corrupción de los 80, de los 90, a pesar del escándalo de los ERE de Andalucía... La izquierda es mucho más resiliente a los escándalos. Eso no lo tiene la derecha.Ya les digo, hay muchas preguntas en el aire y las claves de lo que pasa y de lo que deja y de lo que deja de pasar en la política española y a eso dedicaremos un tiempo esta mañana.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo