COPE

Goyo González explica el secreto para quitarte el ansia de dulce con un cepillo de dientes

Dieta y ejercicio son claves pero hay un truco que puede favorecer el éxito de tu propósito

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:40

Terminan las Navidades y como cada año se nos plantea el dilema de cómo despegarnos lo antes posible de esos kilos de más. La máxima está clara, comer mejor y hacer más ejercicio. Pero también hay una serie de trucos que pueden favorecer y optimizar llevar a buen término nuestro propósito. Gracias a ellos conseguiremos comer menos y tener sensación de saciedad, según ha explicado en 'Herrera en COPE' el colaborador Goyo González que ha enumerado hasta ocho consejos:

Disfrutar de los ricos aromas de la comida

Debemos tratar de cocinar alimentos que no engorden pero que huelan bien. El olor nos dará hambre pero lo que comamos no nos va a engordar. Preparar cosas con muchas calorías que huelan muy bien es garantía de que vamos a caer en la tentación.

Una hora más de luz natural al día

Es algo que no está en nuestras manos pero que afortunadamente se irá solucionando a medida que pasen los días, en la cuenta atrás para le verano. Hay estudios que demuestran una hora más de luz natural reduce la necesidad de comer alimentos calóricos. Así que sin darnos cuenta el tiempo irá siendo nuestro aliado.

Comer caliente

La comida caliente nos da sensación de saciedad. Lo mejor es empezar con una tacita de caldo casero con poca grasa que nos va a saciar de entrada y hará que después comameos cantidades menores.

Platos pequeños

Es otra forma de engañar a nuestro cerebro. Parecerá que el plato está más lleno y aumentará nuestra saciedad. Podemos reforzar este truco usando además cubiertos grandes.

ctv-hob-shutterstock 406655872

Abrir la puerta, mejor que abrir la nevera

Cuando pasen estas heladas, ante la tentación de abrir la nevera es mejor abrir la puerta y salir a pasear. La televisión no es una opción para quedarse en casa y distraer nuestro apetito, ya que justo ejerce el efecto contrario, favorece nuestras ganas de comer.

Tener a la mano fruta fresca

Y por supuesto esconder aquellos alimentos tentadores y calóricos como los dulces o con exceso de grasa y sal como las patatas fritas.

Engañar al cerebro con los dientes

Hace 30 minutos que hemos comido y sentimos ganas irrefrenables de comer dulce. Tenemos un cerebro traidor. Por eso en cuanto nos venga la tentación debemos engañarlo. ¿Cómo? Cepillando nuestros dientes. Resulta que el sabor a menta parece que neutraliza esas incontenibles ganas de comer dulce.

ctv-vw2-shutterstock 619907693

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar