Boletín

Los transportistas, contra el Gobierno por querer imponer un "pago simbólico" en las autovías

El sector se muestra "muy preocupado" por el anuncio de Ábalos y cree que detrás hay un mero afán recaudatorio

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:49

El Ministerio de Fomento está estudiando la posibilidad de aplicar un pago "simbólico" por el uso de las autovías actualmente gratuitas, según informaba este lunes El País y confirmó después Ábalos. El ministro considera que es una cuestión a debatir y sobre la que reflexionar, aunque el proceso ni siquiera se ha iniciado. El titular de Fomento recordó en Telecinco que en la pasada legislatura se planteó la creación de una subcomisión de estudio sobre la financiación de la red viaria de alta capacidad.  Según Ábalos, esta subcomisión, que no llegó a constituirse, pretendía abordar "desde un punto de vista serio y riguroso" cómo financiar la red de alta capacidad, que tiene un coste de 1.100 millones de euros para el erario público por sus necesidades de conservación.

El sector del transporte ya se ha pronunciado en contra de este copago. José Carlos López, vicepresidente de la Federación Española de Transporte de Mercancías, ha señalado este miércoles en "Herrera en COPE" que la noticia sobre la imposición del "pago simbólico" les genera "mucha preocupación". "Cualquier intento de cobrar por el uso de una infraestructura supone un aumento de costes de explotación de nuestras empresas en un sector donde los márgenes de beneficios son escasos o nulos y hay una competencia muy descarnada. Todas estas cuestiones tienen que ser tratadas con mucha prudencia porque el sector del transporte crea muchos puestos de trabajo y anuncios así los pone en peligro", ha advertido.

López recuerda que el sector del transporte ya aporta a las arcas del Estado a través del impuesto de hidrocarburos alrededor de 10.000 millones de euros y que también aportan más de lo que generan en gastos por el mantenimiento de esas infraestructuras. Por eso, los transportistas creen que detrás de este anuncio hay un "afán recuadatorio".  "Tiene que ser un debate sosegado y meditado. Y habrá que ver también qué es para el gobierno un 'coste simbólico'", ha concluido. 

Lo más