El hijo de un policía asesinado por ETA pide que los huérfanos sean considerados víctimas en la ley

José Miguel Cedillo ha relatado que sus "primeros recuerdos" son los féretros de los agentes asesinados junto a su padre y el suicidio en plena capilla ardiente de otro de sus compañeros

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 10:18

José Miguel Cedillo es uno de los huérfanos de ETA. Aún no había cumplido cuatro años cuando la banda terrorista decidió arrebatarle a su padre, policía nacional. Aunque él tardaría años en descubrir que no había muerto en un atraco, como le habían contado, sino que fue diana de unos asesinos que estuvieron esperando días por él y sus compañeros para asesinarlos en una emboscada. Fue el 14 de septiembre de 1982 en el Alto de Perurena (Rentería).

Para conocer su caso, este martes ha sido entrevistado en 'Herrera en COPE', donde ha pedido que los huérfanos de ETA sean reconocidos como víctimas de la banda terrorista. Según la ley 29/2011, de 22 de septiembre de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, las víctimas directas de ETA, como su madre, tienen derecho a una pensión de viudedad de por vida. Sin embargo, los hijos de las víctimas perciben una pensión solo hasta los 24 años, además de beneficiarse de medidas como los estudios gratuitos y otros beneficios.

Según ha dicho, sus "primeros recuerdos" son los féretros de los agentes asesinados junto a su padre y el suicidio en plena capilla ardiente de otro de sus compañeros. "A mi padre lo hirieron, se arrastró como pudo y paró una camioneta”, pero “la banda se dio cuenta de que estaba dentro herido y lo remató”. Aunque perdió el habla durante un año, no conoció la verdadera historia del asesinato de su padre hasta hace siete años, cuando se encontró el libro 'Vidas Rotas' en una librería de Sevilla y en el índice vio que aparecía su nombre.

Con el propósito claro de que se modifique la ley porque actualmente no se puede acreditar que sus dolencias están directamente vinculadas al atentado en el que ETA asesinó a su padre, José Miguel Cedillo y su madre viajarán a Rentería para “cerrar heridas”. "Sé que va a ser una situación difícil y compleja pero tego que hacerlo", ha concluido.

Lo más