Boletín

Herrera retrata al “asesor de paridas” de Sánchez

El comunicador acusa a Iván Redondo de “calentar la épica guerracivilista” anunciando la aprobación de la exhumación de Franco

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:21

Carlos Herrera ha criticado este martes con dureza a Iván Redondo, asesor del presidente del Gobierno. “Otra de las ideas de la factoría Redondo, que saben ustedes es Iván Redondo, este asesor que es en realidad jefe de Gabinete, pero bueno... El asesor de paridas que tiene Pedro Sánchez, que también calentó un poquito la épica guerracivilista anunciando que el viernes aprueba el decreto para sacar a Franco del Valle de los Caídos”, ha dicho el comunicador.

"Dicen que no piensan dejar que la familia lo entierre en la cripta de la Almudena y les da 15 días para que elijan otro lugar. Ellos saben que no pueden meterse en el Valle de los Caídos y si los Benedictinos no quieren, allí no entra nadie y no se lleva nadie. Pueden hacerlo a la fuerza, pero se les cae el pelo...”, ha analizado de forma contundente Herrera.

El lunes, fuentes del ejecutivo filtraron la posibilidad de que el Gobierno hubiese designado el próximo 14 de abril para un adelanto electoral, una maniobra que, de materializarse, es un método de presión dirigido tanto a ERC como al PdeCAT, a un día de la votación a los Presupuestos Generales del Estado. Por parte del gobierno de la Generalitat su portavoz, Elsa Artadi, criticó la maniobra.

En caso de celebrarse en esa fecha coincidiría con varios acontecimientos. La primera coincidencia es con la conmemoración del 88 aniversario de la Segunda República, una fecha con fuerte peso para gran parte del electorado potencial del Partido Socialista. Una cita que puede motivar a esos votantes, algunos de ellos todavía inmersos en reclamaciones republicanas. Otra de las coincidencias es con el Domingo de Ramos, una fecha que suele evitarse cada año como día de comicios por la actividad que genera en la sociedad. Fijar las elecciones ese día supondría incentivar el inmovilismo y una posible baja participación de un sector concreto de los votantes menos afines a Sánchez.

Lo más