Boletín

Herrera reprueba a Sánchez por su 'cinismo' al aprovecharse de la financiación autonómica en plena precampaña

Escucha el monólogo de Carlos Herrera a las 06.00

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:46

Carlos Herrera ha dedicado la segunda parte de su monólogo de las seis de la mañana a analizar la medida de Sánchez de desbloquear ahora la financiación autonómica en plena precampaña. 

"Hoy toca hablar de otra de las veletas del Partido Socialista, que consigue, oiga, adulterar todo lo que toca. La prueba la tienen en el CIS y el elemento que ha colocado a la cabeza del CIS, del Centro de Investigaciones Sociológicas, porque se dedica a pedir el voto ya directamente para el PSOE. Bueno, pues otra de las instituciones que es capaz de fastidiar, vamos a llamarlo así, porque se deja entre otras cosas es la Abogacía del Estado, que realmente es la Abogacía del PSOE. Ahora un nuevo episodio de uso partidista en nombre de una institución muy importante que debería estar al servicio de los intereses generales, no de del partido que controla el gobierno en un momento determinado. Hombre ya saben ustedes que en el juicio del Proceso el papelón de la abogacía y, a diferencia de la Fiscalía, decidió rebajar la petición de condena de rebelión o sedición. Bueno pues en las últimas horas hemos vivido otro ejemplo que deja la Abogacía. Ahora Pedro Sánchez les ha forzado a dar el visto bueno al desbloqueo de los fondos autonómicos de financiación en precampaña, y usted dirá 'bueno, pues que a lo mejor tienes razón'. Pero es que hace nada hace un mes habían dicho exactamente lo contrario en otro informe. Es un ejercicio de cinismo que bien debe estudiarse en las facultades".

Asimismol, el comunicador continuó exponiendo: "Lo que querían era presionar a los presidentes autonómicos para que defendieran su investidura y como no fue investido entonces, encargó otro informe en sentido contrario. Ahora la Abogacía tenía que decir que había que entregar esos fondos a las autonomías y efectivamente lo ha hecho. El único problema es que ese tipo de informes hay que ponerle una firma, y hay gente que exactamente se niega a hacer esas cosas. Pero también hay subordinados y la Abogacía del Estado que no quieren, que les parece efectivamente vergonzoso el uso partidista que se está haciendo de la institución". 

Lo más