'Herrera en COPE'

Frente a los ciberdelincuentes, los particulares deben concienciarse para ser su mejor antivirus

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 14:50

Estados Unidos, el país más poderoso del mundo, ofrece hasta tres millones de dólares a quien encuentre con vida a los cibercriminales más buscados del país. Para conocer cómo actúan estos operadores, este martes ha sido entrevistado en 'Herrera en COPE' Lorenzo Martínez, perito informático forense de la Asociación Nacional de Ciberseguridad y Pericia Tecnológica. Según ha explicado, una cosa son los hackers y otra los ciberdelincuentes.

Como ha dicho, son términos diferentes. “Hacker se supone que es algo bueno”. Se trataría de aquella persona que quiere aprender sobre tecnología para innovar respecto de lo que ya existe o crear cosas nuevas. Por el contrario, los ciberdelincuentes “aprovechan sus conocimientos en tecnología para extorsionar, robar o hacer el mal.

Martínez ha señalado que como profesional de la seguridad actúa en beneficio de las empresas y de las organizaciones, aunque si se cambiara de bando podría hacer mucho daño y engordar sustancialmente sus bolsillos. “Si vas por la calle y ves un bolso abierto, dices: ¿Tendrá muchos billetes esta señora? No. Dices: Cierre usted eso”, ha ejmplificado.

Sobre la posibilidad de proteger las redes de estos delincuentes, el experto ha dicho que la ciberseguridad se aplica en diferentes estamentos. Así, por ejemplo, los Gobiernos tienen la obligación de proteger infraestructuras públicas como aeropuertos, centrales de energía o industrias; las empresas y organizaciones de forma imperativa por ley tiene que satisfacer determinados estándares para proteger la información que albergan; y los particulares han de acogerse a programas de seguridad y, sobre todo, tomar más conciencia de los riesgos que comporta Internet.

Además, Lorenzo Martínez ha dicho que los usuarios de la red deben cambiar constantemente sus contraseñas. “Deberían ser de un solo uso y de cambio frecuente”, ha señalado en un símil con la ropa interior.

Como ha resumido parafraseando a un amigo, los seres humanos “somos nuestra peor vulnerabilidad pero también nuestro mejor antivirus”.

Lo más