• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Carlos Herrera analiza el cruel 'modus operandi' y el intento de 'blanquearse' de Ana Julia Quezada

Escucha el monólogo de Carlos Herrera a las seis de la mañana

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:46

Carlos Herrera ha comenzado su monólogo de las seis de la mañana desgranando, basándose siempre en expertos, la actitud y el perfil psicológico de Ana Julia Quezada; asesina confesa del pequeño Gabriel Cruz. "Ayer el día tuvo una imagen, la de Ana Julia Quezada, que quiso transmitir imagen de inocencia o bondad. Estas cosas empiezan por un asesor, que te dice que se debe ir de blanco o azul; los colores de la primera comunión. Procuras adecentar tu aspecto. Ayer aparecía con el pelo liso, más delgada, sin las gafas... Es la intención de proyectar la inocencia y va a tener que proyectar mucha inocencia después del relato de la acusación y de la Fiscalía para tratar de convencer de que, a pesar de matar a Gabriel, no lo hizo de forma intencionada, que fue un accidente", exponía el comunicador.

En la misma línea, continuaba analizando la manera de proceder de Quezada: "Es la primera mujer que se enfrenta a prisión permanente revisable. Hoy va a hablar. Ayer fue muy duro escuchar que el niño agonizó durante una hora y que no se arrepintió. Durante esa hora podía haberle salvado la vida; pero la acusación sostiene que se fue a fumar y al volver, comprobó que tenía un hilo de vida, y lo asfixió. La Fiscalía también dijo que lo asesinó a sangre fría. En un sistema como Dios manda, todos tenemos derecho a la defensa, y ésta trató de explicar que forcejeó y se le fue la mano sin querer. Hoy la vamos a escuchar a ella. Mientras, la verdad es que se te pone mal cuerpo al ver las imágenes de archivo de cómo besaba al padre, rogaba porque apareciera el niño que ella tenía enterrado. Ayer soltó un tímido lloro al entrar el jurado en la sala; los expertos coinciden en que esto puede ser el perfil de una psicópata que reconstruye los hechos con invenciones para rebajar la dureza de sus actos. Eso y el autocontrol, cuajo y sangre fría para matar a un niño y estar 13 días haciendo un paripé que sabía que estaba filmado. Y, luego, a los 13 días ir a desenterrarlo porque sabes que la Policía está a punto de descubrirlo, conducir durante 30 kilómetros hablando sola, insultando al pequeño ya fallecido. Es tremendo".

Finalmente, Herrera zanjó: "El jurado tendrá que escuchar todas las versiones. Un jurado formado por 7 mujeres y 2 hombres, que según los expertos si son madres además, suelen ser más duras. A esta mujer que la perdone Dios, como dijo Ignacio Camacho, porque va a ser muy difícil perdonarla en la Tierra".

Lo más