Audio

Santi González: "Los presupuestos en la política socialista son el MacGuffin en las películas de Hitchcock"

 

Tiempo de lectura: 1 Actualizado08:38

Cayeron los presupuestos de Pedro Sánchez, como era previsible para casi todo el mundo. Eran unas cuentas en las que no creía nadie: ni la Comisión Europea, ni la OCDE, ni el Fondo Monetario Internacional. En realidad no importaba mucho: los presupuestos en la política socialista son el MacGuffin en las películas de Hitchcock: un mero pretexto para entretener al respetable, un tema de conversación.

La titular del ramo, rebautizada por la tuitera Bonnie Parker como la choniministra, admiró a propios y extraños por ser capaz de hablar durante un debate de presupuestos sin emplear una sola cifra. Nunca se ha valorado lo suficiente la capacidad literaria de Mª Jesús Montero. El caso es que las enmiendas a la totalidad, votadas todas juntas, tuvieron una mayoría de 191 votos y tumbaron a este hombre su pretexto presupuestario. Esto tiene un problema para la economía española: los ingresos no van a ser los que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez habían soñado, aunque el gasto permanece: el SMI en 900 euros, la vinculación de las pensiones al IPC y la subida salarial a los funcionarios.

Cualquier otro gobernante convocaría sin más, pero Sánchez nos hará esperar hasta mañana para saberlo. Lo hablará en el Consejo de Ministras y luego dirá si adelanta o si se somete a una cuestión de confianza que también podría ser, implorando a los independentistas que le den un poco más de cuerda.

El otro gran teatro de la política española, la sala de lo penal del Tribunal Supremo verá hoy la actuación estelar de Oriol Junqueras, después del magistral varapalo que ayer propinaron a los abogados los fiscales Zaragoza y Cadena. Sigue el espectáculo.