También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
FALLAS 2018

Fin a las Fallas más vigiladas

La Cremà de los 770 monumentos repartidos por Valencia pone fin a esta noche a las fallas de este 2018 que, aparte del viento y el tiempo desapacible, han vuelto a estar marcadas por la llegada masiva de visitantes, con un millón de ellos este fin de semana, unas mayores medidas de seguridad.

fallas
  • Redacción València

Valencia dice adiós a sus Fallas con la Cremà de los casi 770 monumentos repartidos por la ciudad en una edición marcada por las mayores medidas de seguridad ante la alerta antiterrorista, las buenas previsiones turísticas y el tiempo cambiante, que aún puede dejar lluvia y viento.

Para este lunes, festivo solo este año en la Comunitat Valenciana y Murcia, la Agencia Estatal de Meteorología pronostica un 80 % de probabilidad de lluvia entre las 12 y las 18 horas, un aterrador porcentaje para el mundo fallero que de seis de la tarde a la medianoche baja al 45 %, todo ello acompañado de temperaturas bajas (poco más de 10 grados por la tarde) y rachas de 15 a 20 km/h.

Precisamente el viento ha sido la tónica más peculiar de estas Fallas que ahora acaban, pues según Aemet las de 2018 seguramente serán las más ventosas de las últimas décadas.

A partir de las diez de la noche comenzarán a arder las fallas infantiles de cada comisión, para hacerlo media hora más tarde la que ha conseguido el primer premio este año (Maestro Gozalbo-Conde Altea) y a las once será el turno de la falla infantil municipal, que este año gira en torno a El Principito.

Ya a la medianoche el fuego empezará a devorar las fallas grandes, a las 0.30 horas arderá el considerado por el jurado mejor monumento de 2018 (Convento Jerusalén-Matemático Marzal) y a la una de la madrugada llegará el colofón con la Cremà de la falla municipal, la controvertida, poliédrica y colorista obra del artista urbano Okuda que este año ha generado opiniones encontradas.

Las Fallas de 2018 serán recordadas por las mayores medidas de seguridad establecidas ante el nivel 4 de alerta terrorista y los atentados yihadistas en Cataluña del verano pasado, que han incrementado la presencia policial en las calles y han obligado a cerrar estaciones de metro y túneles peatonales durante las horas críticas de aglomeraciones por actos festivos o pirotécnicos.

Además, se han dejado expeditas, para posibles evacuaciones y emergencias, varias de las calles que confluyen en la plaza del Ayuntamiento, punto neurálgico de la ciudad no solo durante las multitudinarias mascletaes de las dos de la tarde desde el 1 de marzo sino por la presencia de la falla municipal y ser lugar de paso obligado para el centro y el casco histórico.

A falta de datos finales, las previsiones apuntaban a un 80 % de ocupación hotelera en los días previos al fin de semana y a un lleno total durante las jornadas finales, que como cada vez que caen en fin de semana reabren el debate sobre la necesidad o no de instaurar en lunes el día de la Cremà para aprovechar el tirón turístico y de consumo que siempre genera cuando así coincide en el calendario. 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado