También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los toros de Jandilla completan un séptimo encierro veloz y con un herido por asta

Séptimo encierro de los Sanfermines 2018
 
  • Agencia EFE

Los toros de la ganadería extremeña de Jandilla han imprimido desde el comienzo una gran velocidad al encierro. Dos toros bravos negros han liderado la empresa y se han separado de sus hermanos protagonizando varios momentos de peligro por el primer tramo de este nuevo encierro. El primero de ellos ha corneado a un corredor nada más comenzar el séptimo encierro de los Sanfermines. El herido es un varón de entre 18 y 25 años que presenta un corte por asta en el brazo izquierdo que no reviste gravedad. 

Por otro lado, los servicios de emergencia presentes en la corrida han trasladado al hospital de Pamplona a tres personas más. Todos varones de entre 18 y 25 años que sufren contusiones sin gravedad. Aunque uno de ellos tiene afectada la columna por un pisotón y espera el diágnostico de los facultativos en el centro médico.

Un toro negro adelantado desde la cuesta de Santo Domingo ha provocado los momentos de mayor tensión al barrer por la parte derecha del recorrido a los corredores que encontraba a su paso llegando a enganchar a uno, al que ha arrastrado unos metros quedándose finalmente con su faja.

Ese mismo astado ha chocado en la curva de Estafeta empotrando a un mozo contra el vallado y cayendo al suelo a continuación lo que ha ralentizado algo su veloz carrera en este tramo en el que la manada se ha estirado lo que ha dejado huecos para que los corredores pudieran lucirse ante las astas. Además, uno de sus hermanos ha barrido en la entrada de la plaza a varios mozos que habían caído al suelo por la velocidad del encierro.  

Lo más visto