También en directo
Ahora en vídeo

Toros

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MADRID

Álvaro Lorenzo revienta en Las Ventas por Resurrección

El toledano se destapa con una gran tarde en la que corta tres orejas.

 Vídeo / Foto: PLAZA 1

Se protestó de salida al primer toro de El Torero. Cogido por alfileres en sus extremidades anteriores, rodó por los suelos en un par de ocasiones cuando el trato con el capote fue demasiado brusco. Aún así, el animal tuvo fondo de nobleza y clase en el último tercio. David Mora manejó con prestancia el capote y después, con la muleta, hilvanó un trasteo de buen trazo por ambos pitones. Pero a la nobleza del toro le faltó el condimento de la casta. Y sin ello, en Madrid es complicado llegar al tendido. El susto llegó en la estocada final. David no terminó de cruzar y quedó prendido del pitón izquierdo. Todo quedó en el susto.

Menos historia tuvo aún la lidia del segundo toro de El Torero. El astado apuntó también una buena condición en los primeros tercios. Noble y con buen aire en sus embestidas. Sin embargo su escaso poder y motor hizo que todo lo apuntado se desvaneciese en el último tercio. Daniel Luque mostró además su cara más funcionarial. Muletazos a granel sin alma alguna.

Tuvo empaque y encaje el inico de faenade Álvaro Lorenzo a su primero. El astado tuvo movilidad aunque le faltó un punto de clase en sus embestidas. La faena del toledano fluctuó entre el buen trazo apuntado y la falta de temple y amontonamiento en otras fases. Sobresalieron dos tandas al natural en el nudo de la faena, de buena expresión y templada resolución. Un final por bernadinas y una estocada en buen sitio dieron paso a una petición mayoritaria que valió la oreja.

El colorado que hizo cuarto manseó de lo lindo en todos los tercios. No quiso caballo y salió escupido del peto, arreó en banderillas apretando hacia los adentros y siempre buscó tablas en la faena de muleta. David Mora aprovechó esa tendencia para robarle muletazos sueltos por ambos pitones. Relajada la planta y corriendo la mano con limpieza. Faltó la ligazón por la mansa condición del toro. Lo cazó de una estocada al encuentro que ayudó a una petición que no alcanzó la mayoría necesaria para la oreja. La vuelta al ruedo compensó lo realizado.

No mejoró la imagen de Daniel Luque con el desrazado quinto. Ni toro ni torero, que se afanó en otra faena en tono gris e intrascendente que además no tuvo buen refrendo con la espada.

Pero hubo que esperar al sexto para ver la gran faena de este Domingo de Resurrección. Álvaro Lorenzo se explayó con el notable toro de El Torero, al que cuajó de principio a fin. Se gustó primero en el toreo en redondo, ligando los muletazos sin rectificar terrenos. Y después el cante grande al natural. El toro se rebosaba en su embestida y Lorenzo lo llevaba hasta el final. Con la faena hecha, el toledano fue a por todas y aún dejó una nueva tanda al natural y un final de muletazos por bajo que pusieron en pie a la plaza. Entró con fe a matar para dejar una estocada un pelin desprendida que resultó mortal. Pañolada, dos orejas para el torero y una vuelta un tanto exagerada para el toro.

Álvaro Lorenzo abandonó a hombros la plaza de Las Ventas. Un nuevo joven que se suma al tren de la parte alta del escalafón. Bienvenido sea.


FICHA DEL FESTEJO 

Madrid, domingo 1 de abril de 2018. Un tercio (9.919 espectadores)

Toros de El Torero, bien presentados, con cuajo y seriedad en sus cabezas. De juego descastado en conjunto. Nobles y enclasados los dos primeros pero de escaso poder. Manejable sin clase el tercero. Manso el cuarto, se dejó a su aire. Sin fondo el quinto. Noble y de buen juego el sexto, premiado con la vuelta al ruedo.

David Mora, silencio y vuelta tras aviso.

Daniel Luque, silencio y silencio.

Álvaro Lorenzo, oreja y dos orejas tras aviso.

Lo más visto