También en directo
Ahora en vídeo

Sociedad

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
INCENDIO FORESTAL

Vecinos de Barx han pasado noche sin dormir, asustados y pendientes del fuego

Vecinos del municipio valenciano de Barx que han pasado la noche en las dependencias del Ayuntamiento tras ser desalojados de sus viviendas a consecuencia del incendio declarado ayer en el vecino municipio de Llutxent, han asegurado a EFE que no han podido dormir, asustados y pendientes de la evolución del fuego.

  • Agencia EFE

Vecinos del municipio valenciano de Barx que han pasado la noche en las dependencias del Ayuntamiento tras ser desalojados de sus viviendas a consecuencia del incendio declarado ayer en el vecino municipio de Llutxent, han asegurado a EFE que no han podido dormir, asustados y pendientes de la evolución del fuego.

El Consistorio habilitó sus instalaciones para unas 80 personas, la mayoría desalojadas de forma preventiva de la Urbanización La Drova, debido al denso humo y la presencia de cenizas que se produjeron a consecuencia del fuego, que sigue activo y ya ha arrasado cerca de 1.500 hectáreas de superficie.

Muchos de los desalojados son extranjeros, especialmente franceses e ingleses, que pasan unos días de vacaciones en este municipio valenciano, cuyo paraje natural, muy tranquilo, suele ser frecuentado por excursionistas que realizan rutas a pie, en bicicleta o a caballo.

Algunos de los desalojados han explicado a EFE que aunque apenas han dormido han pasado bien la noche en el Ayuntamiento, situado a las afueras de la población y al que se accede por una carretera custodiada por la Guardia Civil, donde se les ha facilitado agua y algo de comida.

Los vecinos de este municipio, de apenas 1.200 habitantes, se han levantado con las calles, tejados y coches llenos de ceniza, que este mediodía aún seguía cayendo.

Uno de los desalojados, de origen holandés y casado con una española, ha explicado que tiene en propiedad una casa en Barx desde hace muchos años y cuando ayer pasó la Guardia Civil con el megáfono recomendando los desalojos, cogió "el pasaporte, la visa y el tabaco" y salieron "pitando hacia el Ayuntamiento".

Ahora está a la espera de ver qué pasa porque está "deseando volver" a su casa, aunque reconoce que durante su estancia en la Casa Consistorial han sido "bien cuidados".

Dos madrileños, Carmen y Sergio, que estaban pasando una semana de vacaciones en La Drova, donde habían alquilado una casa junto a su hija de 4 años, han asegurado a EFE que estaban "muy cansados" tras pasar toda la noche sin dormir.

Según ha explicado Sergio, cuando escucharon la recomendación de la Guardia Civil de que abandonaran las casas aún tenían las maletas hechas porque no les había dado tiempo de deshacerlas, y cogieron lo "poco" que tenían, a la niña y a tres perros, y fueron al Ayuntamiento.

Aunque en un primer momento pensaron en volver a Madrid, al ver que su hija comenzó a llorar al darse cuenta de que estaban nerviosos, prefirieron quedarse en el pueblo.

Según ha relatado, todo fue "muy aparatoso" y el denso humo y la lluvia de cenizas impedía poder ver bien.

La zona en la que está situada la urbanización desalojada tiene laderas muy escarpadas donde es difícil el acceso de los medios terrestres y en la zona han trabajado especialmente los aéreos.

Los vecinos han recordado que se trata de una zona natural en la que hay una reserva de alcornoques y suele ser muy visitada los fines de semana.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado