También en directo
Ahora en vídeo

Sociedad

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ACCIDENTES AÉREOS

Universidad Leida propone medidas para evitar colisiones entre aves y aviones

Lleida, 17 may (EFE).- El investigador de la Universidad de Lleida (UdL) Antoni Margalida ha publicado en la revista científica Human-Wildlife Interactions un estudio en el que propone instalar medidas disuasorias cerca de las pistas de aviación para evitar la colisión entre aviones y grandes aves rapaces como el buitre.,Según Margalida, las medidas van encaradas a reducir, por ejemplo, las fuentes de alimentación en las áreas cercanas a pistas.,El investigador también contempla la posibilidad d

  • Agencia EFE

El investigador de la Universidad de Lleida (UdL) Antoni Margalida ha publicado en la revista científica Human-Wildlife Interactions un estudio en el que propone instalar medidas disuasorias cerca de las pistas de aviación para evitar la colisión entre aviones y grandes aves rapaces como el buitre.

Según Margalida, las medidas van encaradas a reducir, por ejemplo, las fuentes de alimentación en las áreas cercanas a pistas.

El investigador también contempla la posibilidad de utilizar drones para espantar a las aves de las zonas prioritarias de aviación.

La investigación se ha centrado durante 2 años en el área de alta prioridad del aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, donde se han documentado al menos 26 colisiones con aves entre 2006 y 2015.

La primera conclusión es que la abundancia de presas para las aves rapaces está directamente relacionada con un incremento del riesgo de accidentes.

Los buitres comunes, que pueden recorrer más de 100 kilómetros en un día, se pueden elevar hasta 3 kilómetros por encima del nivel del suelo, pese a que, habitualmente, vuelan entre los 500 y los 2.000 metros, el mismo rango que las avionetas.

Los grandes aviones de pasajeros suben hasta una altura media de 9.000 metros, así que el riesgo de colisión con estas aves se limita a las maniobras de despegue y aterrizaje.

De hecho, se desprende del estudio, el 69,4 % de los siniestros documentados en el área de estudio se han producido entre los 0 y los 400 metros.

En la zona monitorizada por Margalida, las especies de rapaces más comunes son el buitre, el buitre negro, el águila imperial, el águila dorada y el búho.

En cuanto a las presas, las más habituales son el conejo, la perdiz y la paloma torcaz.

Durante los 2 años de trabajo de campo alrededor de las dos pistas del extremo norte de Barajas, han constatado que el incremento de incidentes aéreos no se debe a un aumento en la cifra de rapaces, ni del tráfico aéreo, sino que hay una relación directa con la disponibilidad de comida, sobre todo a raíz de los cambios de la normativa sanitaria europea que prohibió abandonar restos animales en el campo, obligando a destruirlos o a reutilizarlos en instalaciones autorizadas.

Por este motivo, las aves cambiaron sus rutas buscando carroña, acercándose a las zonas más urbanizadas.

Finalmente, el experto de la UdL recomienda facilitar puntos de alimentación alternativos fuera de las áreas más sensibles, aumentado la provisión de cadáveres animales en zonas remotas.

También recomienda comprobar la utilidad de los sistemas de radar destinados a detectar el riesgo de colisión de aves y, si es preciso, modificar rutas o frecuencias de vuelo.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado