También en directo
Ahora en vídeo

Sociedad

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Segundo trasplante de corazón incompatible con el grupo sanguíneo en Madrid

De nuevo ha sido el Hospital Gregorio Marañón el que ha conseguido trasplantar con éxito un corazón a un bebé de 4 meses con un grupo sanguíneo diferente.

 

El niño fue operado en enero y ya está en casa. Es el segundo trasplante incompatible con éxito, tras el que se llevó a cabo con la pequeña Carla.

Anás nació con una cardiopatía congénita. Tras varias operaciones en los primeros meses de vida,  los médicos decidieron que había que trasplantarle el corazón. Anás tenía 4 meses y todavía estaba a tiempo para poder recibir un corazón de un grupo sanguíneo diferente. Antes del año, el niño no ha generado aún anticuerpos que rechacen el órgano. Conseguir un corazón para un bebé es algo muy difícil, y con esta técnica se puede aumentar el 50 por ciento el número de trasplantes."La clave es convertirlo en una rutina cuando los pacientes lo necesitaran", explica Constancio Medrano, jefe de Cardiología Infantil del Hospital Gregorio Marañón, "de hecho tenemos más pacientes en lista de espera con la misma situación en la que si no se obtiene un donante de su mismo grupo es posible hacerle el trasplante incompatible. Por supueto son un bajo número de pacientes, pero la realización de un segundo paso nos anima para convertir esta técnica en rutinaria y no en algo excepcional".

Anás fue operado en el mes de enero, unos meses después de Carla, la primera bebé en recibir un corazón incompatible. Como Carla, Anás se recupera ya en su casa de Castilla la Mancha. Ahora tiene 8 meses. La única complicación fue un rechazo en el postoperatorio, habitual en todos los trasplantados, que consiguió superara sin problemas.

Dos de los cinco trasplantes de corazón en menores de un año realizados en el hospital Gregorio Marañón han sido ya del tipo ABO incompatible. Un tipo de intervención que salvará la vida de muchos niños ya que gracias a  la implantación de esta técnica se puede aumentar en un 50% el número de trasplantes de corazón en los niños más pequeños y reducir la espera. El objetivo es que sea una intervención rutinaria y no una práctica excepcional.

El hospital Gregorio Marañón tiene a otros tres niños en lista de espera para conseguir un corazón. Algo bastante difícil en esta edad, pero hoy más fácil, con esta nueva técnica que se aplica este hospital de manera pionera en España.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado