También en directo
Ahora en vídeo

Sociedad

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Ocho de cada diez adolescentes hacen menos deporte del aconsejable

No practicar deporte o abandonar la actividad física los expone a tener una peor salud a lo largo de su vida

 

Los niños y jóvenes españoles suspenden en deporte. Sobre todo ellas: ocho de cada diez niñas y adolescentes no llegan a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el caso de ellos, son seis de cada diez quienes no practican al menos una hora de deporte intenso al día y esto impacta en su salud presente y futura.

Cambiar esta tendencia pasa según establece el último informe FAROS del Hospital San Joan de Déu de Barcelona por modificar el diseño de los patios escolares de forma que tengan cabida actividades deportivas alternativas al fútbol; transformar la asignatura de educación física o con más deporte en familia pero sin presiones y dejando que elijan la actividad que prefieren. Y es algo importante, según subraya la doctora Eva Ferrer, especialista en Medicina Deportiva, porque no practicar deporte o abandonar la actividad física como sucede en las chicas a los 18 años en 7 de cada 10 casos, las expone a tener una peor salud a lo largo de su vida. 

Y la realidad es, según Ferrer, que "de primaria a secundaria las chicas mantienen la práctica deportiva de forma estable pero a partir de los 12 años empieza a caer y la gran gran caída es a los 18 años". Revertir esta tendencia que va a más es importante porque según los expertos practicar deporte reduce el riesgo de sufrir diabetes, algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

No hacer deporte también impacta en la salud mental. Y es que el ejercicio físico es un protector frente al consumo de alcohol, tabaco y otras drogas y aporta beneficios psicológicos: reduce la ansiedad, previene la depresión-las mujeres son más vulnerables a sufrir trastornos de este tipo-además de mejorar la tolerancia al estrés y mejorar las funciones intelectuales, la autoconfianza, autoestima, aceptación social. Además de aportarnos una mayor estabilidad emocional el deporte nos ayuda a establecer relaciones sociales y mejora las existentes con el entorno.

Y no son los únicos beneficios del deporte que también ayuda a romper estereotipos, educar en valores y a aprender habilidades que pueden resultar muy útiles en la vida adulta como la capacidad de liderazgo, el trabajo en equipo y la resiliencia y la equidad. Y a diferencia de otros contenidos educativos, es lúdico y vivencial.

Pese a ello, las chicas se descuelgan antes que los chicos de las prácticas deportivas. El primer abandono se produce con el paso a la secundaria en torno a los 12 años. La mayor presión académica provoca que muchas adolescentes cuelguen los deportes de la infancia y a los 18 años ya solo 3 de cada 10 continúan. Los motivos según el estudio FAROS, la falta de referentes, la menor inclinación de las chicas a la competición y su preferencia por actividades sociales.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado