También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
INCENDIOS FORESTALES (Previsión)

Grandes incendios en España crecen en 2017 un 200 % respecto a última década

El número de grandes incendios forestales en España aumentó en 2017 casi un 200 % respecto a la media del último decenio, especialmente en el noroeste peninsular, según el informe anual de WWF España presentado hoy, que por primera vez ha sido elaborado en colaboración con su delegación en Portugal.

  • Agencia EFE

El número de grandes incendios forestales en España aumentó en 2017 casi un 200 % respecto a la media del último decenio, especialmente en el noroeste peninsular, según el informe anual de WWF España presentado hoy, que por primera vez ha sido elaborado en colaboración con su delegación en Portugal.

La organización conservacionista describe el noroeste como "un polvorín" y pide a los gobiernos de ambos países que unan esfuerzos "en la línea del 'eje ibérico' anunciado por el presidente del gobierno, Pedro Sánchez y el primer ministro portugués, Pedro Costa", en una estrategia común para la lucha contra los grandes incendios forestales -los de más de 500 hectáreas-.

Según ha explicado el experto de WWF España, Enrique Segovia, esta estrategia ibérica debería centrarse en "minimizar la combustibilidad y vulnerabilidad del paisaje, detener el abandono de zonas rurales, luchar contra la inmunidad de los incendiarios y combatir el cambio climático para crear bosques resilientes" al fuego.

En España, casi el 65 % de los incendios se concentran según este estudio en la "España verde" -Galicia, Asturias, Cantabria y León-, especialmente en la comunidad autónoma gallega, donde se genera el 50 % del total nacional de fuegos, unos 6.000 siniestros al año.

En Portugal, la experiencia fue muy complicada durante 2017 al arder cerca de 440.000 hectáreas -un 400 % más respecto a la media del último decenio- que además provocaron la muerte de 64 personas en junio y otras 43 en octubre.

"Este año, y dada la situación climática más fresca que hemos tenido hasta ahora, aún no ha llegado el momento crítico, pero llegará, y no estamos preparados para hacer frente a estos superincendios", ha advertido Segovia.

El calentamiento global, la despoblación rural, el abandono de tierras, la ausencia de una gestión forestal correcta, un modelo de urbanismo de paisaje continuo y una arraigada cultura del fuego son, según WWF, los responsables de esta "nueva generación de superincendios", sobre cuyo riesgo alertaba la ong desde la publicación de su primer informe anual en 2003.

Segovia ha denunciado que "en 15 años la manera de abordar el fuego no ha cambiado, y sin embargo, sí lo han hecho las características de los incendios, que ahora no corren sino que estallan, y lo hacen en cualquier época del año con un comportamiento explosivo y extremo" que propaga las llamas a gran velocidad.

Otra experta de WWF, Lourdes Hernández, ha añadido que en 2017, además, "tuvimos cientos de evacuados, muchísimos daños materiales e incluso víctimas civiles, algo que nunca habíamos sufrido en España".

Un dato "significativo" del documento es que más del 70 % de los incendios forestales en el noroeste peninsular son intencionados -la media nacional es del 55 %-, causados por diversas razones como la quema de vegetación en limpieza de parcelas particulares o la de bosques para abrir pastos al ganado.

En la presentación ha participado también el director de la Asociación Naturaleza de Portugal de WWF, Rui Barreira, quien ha asegurado que se puede cambiar la situación pero sólo si se aplican "medidas profundas y coordinadas entre los dos países, no simples tareas de extinción, que carecen de valor a largo plazo".

Portugal es el país europeo más afectado por los incendios, con una media anual de siniestros un 35 % superior a la española; además es el cuarto país del mundo con mayor superficie forestal perdida en lo que llevamos de siglo.

Finalmente, el informe reconoce que el aumento de grandes incendios es "a nivel global" y califica 2017 como un "año negro" debido a los siniestros en distintos países del mundo como Estados Unidos, Chile, Canadá o Australia, que "confirman la peligrosa tendencia de los superincendios alimentados por el cambio climático".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado