También en directo
Ahora en vídeo

Sociedad

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOLIDARIDAD ESPAÑA

Ecografías españolas para empoderar a las mujeres del Alto Atlas marroquí

Javier Castro Bugarín,Madrid, 4 jun (EFE).- Sin acceso a servicios sanitarios básicos, las mujeres del Valle del río Tessaout, situado en el Alto Atlas marroquí, afrontan grandes dificultades durante su embarazo, un problema al que Goyi Alonso, ginecóloga y voluntaria española, trata de poner fin haciendo ecografías a las gestantes.,La iniciativa arrancó en diciembre de 2016 gracias a la donación de Microsoft de un ecógrafo portátil a la Fundación Acción Geoda, una ONG española que trabaja en el

  • Agencia EFE

Javier Castro Bugarín

Sin acceso a servicios sanitarios básicos, las mujeres del Valle del río Tessaout, situado en el Alto Atlas marroquí, afrontan grandes dificultades durante su embarazo, un problema al que Goyi Alonso, ginecóloga y voluntaria española, trata de poner fin haciendo ecografías a las gestantes.

La iniciativa arrancó en diciembre de 2016 gracias a la donación de Microsoft de un ecógrafo portátil a la Fundación Acción Geoda, una ONG española que trabaja en el valle del río Tessaout desde hace una década y con la que Goyi contactó de forma casual.

"Pusieron un anuncio en Facebook buscando una ginecóloga especialista en ecografías. Los llamé, les mandé mi currículum y así empezó todo", ha narrado la ginecóloga a EFE.

"Todo empezó con un documental con Microsoft. Ellos, a cambio de que lo grabásemos allí en el valle haciendo 'ecos', le regalaban un ecógrafo y una tablet a la Fundación", ha explicado.

Desde entonces, Goyi y otros voluntarios de la organización han recorrido en tres ocasiones con una caravana ginecológica los distintos pueblos del Valle, atendiendo en el último viaje a medio centenar de gestantes.

Para la ginecóloga, que ya colaboró en otros proyectos de voluntariado en Etiopía, Uganda o Camerún, lo más satisfactorio del proyecto es "crear una estructura de atención sanitaria a las mujeres que no existía" previamente.

"Aquí, en España, estamos acostumbrados a tener de todo. Puedes hacer una ecografía con un ecógrafo estupendo y tienes todo tipo de medios. Pero allí, como no hay nada, tienes que inventarlo. Y eso viene muy bien", ha señalado a EFE.

El valle del Tessaout es una de las zonas más deprimidas de Marruecos, con unos servicios sanitarios muy escasos y sin infraestructuras eficientes, lo que hace que se multipliquen las dificultades durante y después del embarazo.

Según la Fundación, casi el total de las embarazadas de los pueblos del valle no hace ninguna visita al médico durante el período de gestación, motivo por el que la tasa de muertes fetales al final del embarazo es muy elevada, así como la cifra de muertes de recién nacidos y en los primeros meses de vida.

"Como allí no hay nada, las mujeres paren en sus casas; no hay parteras; es que no hay nada", ha lamentado Alonso.

Tras su llegada a la zona, los voluntarios de la fundación recorren en una furgoneta los poblados del valle, realizando pruebas con su ecógrafo portátil y dando charlas sobre los cuidados que necesitan las mujeres durante el embarazo.

Ofrece, además, "formación médica" básica a las embarazadas que va desde la curación de quemaduras hasta cuestiones de higiene personal, tanto de ellas como de los bebés.

"Ellas atan a los recién nacidos como si fueran momias y les ponen barro en el cordón umbilical", una práctica peligrosa para la salud de los recién nacidos.

"Y nosotros les enseñamos cómo cuidar el cordón para que no se les infecte", ha señalado Alonso.

Un aspecto especialmente relevante, según la ginecóloga, es hacerles entender a las gestantes que la colaboración y la ayuda entre las propias mujeres es lo mejor, ya que la Fundación no tiene medios para supervisar todos los partos que se producen.

"El otro día una mujer parió y tuvimos que sacarle la placenta ahí mismo", ha explicado Goyi para dar una idea de la situación sanitaria del valle.

Aunque al principio no eran demasiado receptivas, con el paso del tiempo cada vez son más las mujeres, embarazadas y no embarazadas, que se acercan a los voluntarios de la Fundación buscando ayuda o información. Un trabajo en el que el cuidado, la atención y el cariño de los voluntarios son cruciales.

"Se ha debido de correr la voz entre ellas de que, además de las ecografías, las cuidamos, les tomamos la tensión... No es solo hablarles, sino que las estamos cuidando. Al final, es poder hacer que estas mujeres vean que tienen una identidad, que no se sientan invisibles", ha subrayado Alonso.

El pasado 27 de marzo, Acción Geoda lanzó la campaña de microfinanciación ("crowdfunding") "Nuevas vidas en el valle de Tessaout" con el fin de recaudar fondos para contratar a un enfermero y poder pagar a la matrona que ahora trabaja en el centro de salud más próximo al valle, a más de veinte kilómetros de distancia.

Hasta el momento han recaudado 3.494 euros y piden un último esfuerzo para llevar a cabo su proyecto.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado