También en directo
Ahora en vídeo

Sociedad

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SANIDAD SENTENCIA

Condenado a pagar 13.300 euros por equivocarse de pie en una operación

El Juzgado de Primera Instancia número 42 de Madrid ha condenado a un traumatólogo a pagar 13.295 euros de indemnización a los padres de un niño de 12 años por haberse equivocado de pie en una intervención quirúrgica.

  • Agencia EFE

El Juzgado de Primera Instancia número 42 de Madrid ha condenado a un traumatólogo a pagar 13.295 euros de indemnización a los padres de un niño de 12 años por haberse equivocado de pie en una intervención quirúrgica.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la magistrada fija en esta cantidad la indemnización con la que el especialista deberá reparar el daño material, estético y moral causado al menor por la negligencia médica.

Los padres del niño, representados por el abogado Carlos Sardinero, adscrito a los servicios jurídicos de la asociación El Defensor del Paciente, solicitaron una indemnización de 19.811 euros, mientras que el cirujano aceptó el pago inicial de 10.411 euros, que rebajó a 4.049 euros tras un informe pericial, por lo que se celebró un juicio.

Según la resolución, el 17 de julio de 2014 el menor tenía que ser operado de un quiste óseo en el pie derecho, pero fue sometido a una intervención en el pie izquierdo, en el que no tenía ninguna patología.

Como consecuencia de la intervención quirúrgica, el niño sufrió una pérdida de tejido óseo en el pie izquierdo, además de permanecer con escayola hasta el día 18 de agosto de 2014 y de tener que ser intervenido posteriormente del pie derecho en el mes de diciembre.

El especialista admitió su responsabilidad en los hechos, por lo que la cuestión "controvertida" quedó reducida a la entidad del daño derivado de la negligencia y la determinación de la indemnización para reparar el daño.

La sentencia, que acoge los argumentos del Abogado Carlos Sardinero García, considera que "es perfectamente admisible la existencia de un daño moral indemnizable de forma separada y con carácter propio".

"En este caso, es más que evidente que el menor afectado por la mala praxis médica atribuida al demandado ha sufrido un daño moral indemnizable vinculado al hecho de haber sido sometido a una intervención quirúrgica absolutamente innecesaria", subraya.

Como consecuencia de la operación, el menor tuvo que soportar un periodo de curación incapacitante, que le privó de poder desarrollar sus actividades habituales durante algo más de un mes, y le dejó secuelas en el talón.

Además, unos meses después tuvo que realizarse la intervención quirúrgica pautada en el pie derecho, ya en época escolar, con la consiguiente pérdida de clases y actividades deportivas y un nuevo periodo incapacitante de curación.

La presidenta de la Asociación "El Defensor del Paciente", Carmen Flores, apunta en una nota que esto demuestra la necesidad de que el futuro Baremo de Daños derivados de asistencia sanitaria recoja la posibilidad de reparación de daños morales de forma independiente y separada de los daños físicos y secuelas.

Flores resalta que existen supuestos en los que con la indemnización de las secuelas no se consigue la reparación íntegra del daño, por más que una norma pueda considerar incluido el daño moral en la secuela.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado