También en directo
Ahora en vídeo

Semana Santa

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

¿Cómo identificar a una cofradía en la calle?

Una fila de nazarenos en la Semana Santa de Málaga.
Una fila de nazarenos en la Semana Santa de Málaga. | EFE

Cuando a partir del Domingo de Ramos se abran las puertas de los templos y las casas de Hermandad, filas y filas de nazarenos llenarán muchas calles de España y pondrán en valor el patrimonio que poseen las cofradías.

Pero, para quien salga a ver las cofradías, ¿cómo se reconoce a una hermandad en la calle?

El director del portal especializado en la Semana Santa de Málaga, elcabildo.org, Juan Antonio Navarro Arias, ha explicado a cope.es algunas claves para identificar a la cofradías durante su estación de penitencia. 

Lo primero a tener en cuenta es "cómo suena" la cofradía. Cuando el cortejo, detrás de la Cruz Guía, no abre con una banda, es que se trata de una hermandad de silencio. 

Además de este inicio de la procesión, hay que escuchar las marchas que acompañan a los tronos o pasos. Un rasgo para identificar a una cofradía es la alegría de sus marchas. La hermandades que proceden de los barrios suelen llevar unas marchas con "connotaciones más alegres", en contraste de las marchas más solemnes de otras cofradías. 

El segundo elemento definitorio de las cofradías es el color de sus túnicas. El director de elcabildo.org apunta que los colores blancos en las túnicas son más habituales en los primeros días de la Semana Santa, mientras que el negro diferencias a las hermandades de silencio. 

Además del color hay otros rasgos distintivos del hábito nazareno como las capas, que son propias de cofradías más alegres, el cíngulo o el cinturón de esparto, que identifica a a cofradías de cortes más austeros. 

El tejido de las túnicas también sirve para identificar a las cofradías. Suelen ser tres tipos de tela de las que están hechas las túnicas: tergal, terciopelo o ruan, este último más presente en las hermandades de silencio. 

El escudo de la cofradía es otro elemento que sirve para identificarla en la calle. La heráldica recoge algunos aspectos de su nomenclatura, de su composición y su historia. 

Por otro lado, el color de la cera de las velas que portan los nazarenos es otra de las claves para tener otra idea de qué cofradía es la que estás viendo. El blanco es el color más habitual de las velas de los nazarenos. Pero, como cuenta Juan Antonio Navarro, las hermandades sacramentales llevan cera roja como símbolo de culto al Santísimo. 

Algunas hermandades muy identificadas con un color suelen llevar en algún tramo de nazarenos cera del color propio de la hermandad, como por ejemplo, las velas de color verde en los últimos tramos de la Esperanza Macarena en Sevilla. 

"Las insignias que integran el cortejo también definen a las hermandades", sostien Juan Antonio Navarro. El carácter sacramental va representado en alguna insignia, la vinculación con El Vaticano, si las hermandades son Pontificias, también lleva una insignia que la representa, como en este caso sería una bandera de El Vaticano. 

Evidentemente, el mayor rasgo definitorio de una cofradía son sus Titulares y sus tronos o pasos, puesto que cada Titular es un único de cada hermandad, así como el trono o paso en el que procesiona. Las Sagradas Imágenes son obras de arte, en algunos casos, obras cumbres que defines estilos artísticos. El director de elcabildo.org pone como ejemplos a Jesús del Gran Poder de Sevilla, "un hito del barroco español", obra de Juan de Mesa, o el Cristo de la Expiración y el Nazareno del Paso de Málaga, "dos obras cúlmenes de Mariano Benlliure, básicas para entender la imaginería del siglo XX". 

Los barrios, el entorno urbano, también define a la cofradía. Hay barrios por los que solo pasan algunas hermandades, por los que es fácil identificar de qué cofradía se trata cuando se ven por determinadas calles. 

El número de nazarenos que componen el cortejo marca también la identidad de la cofradía. No es lo mismo una cofradía compuesta de mil nazarenos que una de ciento cincuenta, por poner un ejemplo. El elevado número de nazarenos es una señal de que se trata de una cofradía de grandes devociones. 

También sirve para identificar una cofradía en la calle, o su manera de procesionar, el tiempo de paso desde de la Cruz de Guía hasta que pasa el trono o paso de la Virgen, finaliza explicando Juan Antonio Navarro a cope.es. Las hermandades de silencio tiene un paso más rápido, con el andar de frente de sus tronos, que otras cofradías cuyos pasos o tronos van acompasados con las marchas y su avance es más lento. 

Estas son solo algunas de las claves que marcan la personalidad de las cofradías en la calle durante su estación de penitencia, pero que sirven para tener una primera aproximación.

Lo más visto

  • La Estructura no se ha encontrado