También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Benedicto XVI: "En el lento disminuir de las fuerzas físicas, voy en peregrinaje a Casa"

Palabras del Papa Emérito al diario italiano Corriere de la Sera, en respuesta al deseo de sus lectores de conocer su estado de salud y mostrarle su cercanía

 

"En el lento declive de las fuerzas físicas, interiormente voy en peregrinación hacia Casa". Así describe Benedicto XVI cómo afronta la última etapa de su vida, en las que suponen sus últimas palabras conocidas hasta el momento, firmadas de su puño y letra. Se trata de una breve carta escrita al periodista del 'Corriere della Sera', Massimo Franco, que había presentado al Papa Emérito las inquietudes de muchos de los lectores del periódicos sobre su estado de salud.

Benedicto XVI, próximo ya a los 91 años agradece en la misiva la preocupación de los lectores en "este último tramo del camino", en el que se muestra "conmovido" por tanto interés: "Es una "gracia" el poder sentirse "rodeado, en este último tramo del camino a veces algo fatigoso, de un amor y una bondad que no habría podido nunca imaginar". El Papa Emérito concluye la breve carta agradeciendo a todos los que preguntan por él y asegurando su oración. También puede leerse su firma, con el fino trazo habitual.

Recordemos que Benedicto XVI que anunció su renuncia al pontificado el 11 de febrero de 2013 y desde ese día vive retirado en el pequeño monasterio Mater Eclessiae, dentro de los jardines del Vaticano.

Aquella aparente mañana normal de hace cinco años, Benedicto XVI arrojaba al mundo una frase de dimensiones estratosféricas para un hombre frágil, de mirada limpia y andar suave. Antes de dejarnos boquiabiertos, avanzó a sus hermanos cardenales que iba a tomar una «decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia». Y así fue.

A sus 90 años tiene madera de héroe sin pretenderlo. Solamente los fuertes son capaces de seguir los dictados de su conciencia y eso lo hace aún más grande. En la entrevista que dio lugar a Últimas conversaciones con Peter Seewald habla con naturalidad sobre su muerte. Asegura que «espera con ansia» reunirse con sus padres, hermanos y amigos. «Me imagino que será tan hermoso como en nuestra casa familiar».

El Papa emérito comenzó a forjar su carácter cuando Europa se deshacía en una guerra. De ahí que este anciano bueno concentre en su aparente fragilidad todas las fuerzas de los sucesores de san Pedro que le han precedido. Papa profesor. Profesor que aceptó ser Papa. Se ha quemado los ojos leyendo para que luego otros le leamos. Cada una de sus palabras es una lección de la que no siempre certificamos su profundidad. Joseph Ratzinger es un Papa necesario.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado