También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

'Me apunto a Religión', nueva campaña de la Conferencia Episcopal

Con esta campaña, la CEE se dirige por primera vez a los adolescentes y jóvenes para que se inscriban en la clase de religión.

Me apunto a religión, nueva campaña de la CEE
Uno de los carteles de la campaña Me apunto a religión | CEE

La Conferencia Episcopal Española (CEE) continúa este año con la misma marca que el año anterior, 'Me apunto a religión', aunque se potencia con una nueva página web y presencia en las redes sociales. En esta ocasión, además, la campaña se dirige por primera vez y principalmente a los adolescentes y jóvenes que ya no se inscriben a religión o que nunca se han apuntado a esta asignatura.

La perspectiva utilizada en el vídeo de campaña y en internet y las redes sociales insiste en la libertad para elegir esta materia, con la frase “Si te lo cuestionas todo, cuestiónate por qué no ir a religión”.

La Conferencia Episcopal ha decidido dirigirse directamente al público adolescente porque habitualmente, a partir de los 12-13 años, son los mismos alumnos los que toman la decisión sobre la inscripción en la clase de religión. Después, los padres, sobre esta decisión, suelen realizar la matrícula.

Aunque parte de la campaña también se dirige hacia los padres que toman esa decisión, vinculando el derecho que tienen para elegir el modelo de educación de sus hijos con la responsabilidad que ello implica. Por eso, la Comisión Episcopal de Enseñanza invita a los padres a favorecer la educación religiosa de sus hijos, sin dejarse frenar por las dificultades que pueden encontrar a la hora de apuntarles a la asignatura de religión católica.

Desde la CEE también recuerdan que la clase de religión es una demanda social y una necesidad, que reclama más del 60% de la población escolar, en los distintos niveles de infantil, primaria y secundaria, y que escogen libremente 3,5 millones de alumnos. 30.000 profesores de religión realizan esta misión educativa encomendada por los padres con una capacitación profesional del mismo nivel que se exige al resto de sus compañeros, profesores en otras asignaturas. Del número de profesores de religión, el 35% realizan esta actividad en centros públicos y 65% en centros concertados.

La presencia de la Iglesia en el ámbito educativo se realiza a través de 2.600 centros educativos entre los que se cuentan casi 400 centros de educación especial que atienden a 12.000 alumnos con necesidades especiales. Otro dato que es importante es que en los centros católicos hay 71.000 alumnos de otros países, inmigrantes, a los que se educa para formar parte de esta sociedad en la que viven y a la que contribuirán con su trabajo.

Los obispos recuerdan, además, que los alumnos que eligen la clase de religión optan por una asignatura bien preparada, con buen profesorado, útil para conocer la sociedad en la que viven, sus tradiciones y su cultura, y por encima de todo valiosa para desarrollarse como personas de manera integral.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado