También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Los CDR ya son casi 400, no tienen jerarquía y se expanden fuera de Cataluña

Pancarta colocada por activistas de los Comités de Defensa de...
Pancarta colocada por activistas de los Comités de Defensa de la República (CDR). EFE  | Pancarta colocada por activistas de los Comités de Defensa de la República (CDR). EFE
  • EFE

Son ya casi 400, siguen sin jerarquía y son variopintos tanto cuantitativa como cualitativamente; y aunque han nacido en Cataluña para "morir" por la causa independentista, han traspasado "fronteras". Son los Comités de Defensa de la República (CDR), extendidos ya en Perpiñán, Lisboa, Berlín o Córdoba.

Y van a más. Los CDR, surgidos poco antes del referéndum ilegal del 1-0, han protagonizado la movilización social en la crisis de Cataluña, y sin esperarlo -comenzaron siendo Comités en Defensa del Referéndum-, han recogido el testigo de Òmnium Cultural y de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para ser hoy la "cara" de la movilización ciudadana.

han recogido el testigo de Òmnium Cultural y de la Asamblea Nacional Catalana (ANC)

Pero por los resquicios que deja un movimiento más o menos anárquico, sin cabeza ni estructura, se ha colado el independentismo en su versión más violenta.

Así, el rostro más amable de esa movilización "vecinal" ha dejado otra fotografía menos "cordial", como el asedio a la Guardia Civil en la Consejería de Economía en septiembre pasado, los escraches a todo lo que "huela" a España, los cortes de carreteras e, incluso, los destrozos a los sistemas de control de los peajes en las vías.

Muchos ven en el asedio a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en Barcelona y Girona, por ejemplo, un nivel de violencia más elevado, un paso más. Y en el uso de vallas, extintores, disolvente y demás, las fuentes consultadas por Efe observan un punto de inflexión importante en sus actividades.

¿Cuál es el perfil del CDR? Diversas fuentes consultadas por Efe coinciden en afirmar que ni siquiera en su composición son homogéneos. Y de ahí la dificultad a la hora de cuantificar a sus miembros, ya que estos comités pueden estar formados por 15 personas los más pequeños, o por 150. No es necesario afiliarse o asociarse.

estos comités pueden estar formados por 15 personas los más pequeños

Y es que son "variopintos en todo", como resalta a Efe una de las fuentes consultadas. Variopintos en su composición, en su grado de violencia e, incluso, en hasta dónde están dispuestos a llegar.

Bajo el paraguas de un CDR se cobija, por tanto, una diversidad de sensibilidades que se han apuntado a un movimiento que empezó siendo algo similar a los Comités de Defensa de la Revolución en Cuba -las mismas siglas-, que llegaron a convertirse en delatores del vecino que no seguía las consignas políticas.

¿Quién está detrás de los CDR de Cataluña? Esa es otra de las preguntas que tiene difícil respuesta.

Hay quien dice que Arran, los jóvenes agitadores de la CUP (Candidatura de Unidad Popular), pero también hay quien dice que puede haber otras organizaciones interesadas en "avivar el fuego" para estar presentes en las acciones "más cualificadas" sin tener el "estigma" de la CUP.

En cualquier caso y bajo la misma denominación, cada CDR "va por libre" y todos ellos han conseguido una mayor presencia en las calles a raíz de la huida del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, pero también en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Su mensaje es cada vez "más beligerante", subrayan las fuentes, que recuerdan que se citan a las movilizaciones a través de chat de Whatsapp o de Telegram, con un mayor protagonismo y actividad tras la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución, las elecciones de diciembre y, sobre todo, tras la detención de Puigdemont.

En una comunidad autónoma con más de 7,5 millones de habitantes y un importante número de grandes ciudades, la proliferación de CDR permite que haya personas o grupos que sin un criterio independentista se apunten a la causa que defienden estos comités.

O lo que es lo mismo. Que radicales, como los anarquistas más violentos por ejemplo, aprovechen los CDR para actuar. De todos modos, se trata solo de una hipótesis de trabajo para los investigadores, ya que hasta el momento no se ha podido demostrar.

Sí han comprobado, por otra parte, la expansión de los CDR allende las fronteras de Cataluña, y ya se ha constatado su existencia en Perpiñán y otras localidades del sur de Francia, en Lisboa, en Bruselas o en Berlín, así como en varias provincias de Andalucía, como Córdoba o Sevilla.

Las fuentes consultadas precisan que los CDR aún no están organizados jerárquicamente, pero a la vez no niegan su escepticismo a la hora de atribuir los actos vandálicos que se han producido, como los cortes de carreteras a los sabotajes a los peajes, a simples acciones espontáneas y asamblearias.

"Siempre que hay un corte de carretera, hay alguien que lo decide y coordina", enfatiza una de las fuentes consultadas por Efe.

Van a ir "in crescendo", vaticina otro de los consultados, quien no cree que los CDR puedan compararse aún a la "kale borroka", pero no descartan que puedan alcanzar esos niveles de violencia e, incluso, lo auguran.

De todos modos, las fuentes están expectantes ante la evolución y recorrido de estos comités, desde la premisa de que "no son un ejército", sino que en sus filas hay una gran diversidad, porque todos no son iguales y no en todos se "infiltra" la violencia.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado