También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Carme Forcadell renuncia a volver a presidir el Parlamento catalán

Ha convocado una rueda de prensa para dar a conocer los detalles de su decisión 

 
  • EFE

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha explicado hoy que su renuncia a repetir en el cargo obedece a que el "nuevo momento político requiere una nueva figura libre de procesos judiciales", y ha defendido su labor en aras de la soberanía de la cámara y de permitir "todo debate parlamentario" y "sin censura". "Puedo decir orgullosa que no nos hemos doblegado a la censura, no hemos cedido y nos hemos mantenido firmes en nuestras obligaciones de garantizar el debate parlamentario", ha dicho Forcadell en rueda de prensa en el Parlament, quien ha confirmado que mantendrá su acta de diputada por ERC y que no abandona la política pese a esta "decisión personal" de no repetir como presidenta del Parlament.

Forcadell, investigada y en libertad provisional en una causa por rebelión que instruye el Tribunal Supremo, ha argumentado que la "nueva etapa política", en la que se desconocen las iniciativas que puedan presentarse en la próxima legislatura, requiere que la persona que esté al frente de la cámara sea una "figura libre de procesos judiciales". Esta nuevo presidente de la cámara debe estar, a su juicio, "en disposición de defender la soberanía" del Parlament, en un momento en el que los independentistas debaten si forzar el reglamento de la cámara catalana para investir telemáticamente a Carles Puigdemont. "El día que abramos la puerta a la censura no la podremos cerrar, y quien esté al frente de esta institución tiene que garantizar que todos los debates en la calle puedan entrar en la cámara", ha dicho.

En este sentido, Forcadell ha defendido su actuación como presidenta del Parlament en aras de la soberanía de la cámara catalana: "He actuado siempre para defender la libertad de iniciativa y el derecho de liberad de expresión de los diputados, he actuado como corresponde", ha subrayado. Así, y ante la "fobia" del Gobierno y del Estado a "la palabra y el diálogo", Forcadell ha señalado que en "principal reto" de la pasada legislatura fue el de "preservar" la soberanía del Parlament, algo que a su juicio se logró hasta la disolución del Parlament con la aplicación del 155. No obstante, Forcadell ha admitido que "se han traspasado algunas líneas rojas" desde el punto de vista "político", que no personal, y que se pueden haber cometido "errores", porque "las cosas siempre se pueden hacer mejor".

Forcadell no ha querido valorar actuaciones "políticas" como una eventual investidura de Carles Puigdemont de forma telemática, y ha asegurado que ni ella personalmente ni ningún grupo parlamentario han solicitado un informe a los letrados del Parlament para que se pronuncien sobre esta vía. Ha explicado que asumió la presidencia del Parlament para una legislatura "corta", "excepcional", "intensa" y de "alto voltaje", y que ahora con su renuncia a repetir en el cargo cierra un "ciclo". Además, ha desvelado que meditó su decisión de abandonar la presidencia del Parlament antes de las elecciones del 21 de diciembre, una posibilidad que ya comentó "a quien se lo tenía que comentar". Asimismo, preguntada sobre si se ve en el nuevo Govern, Forcadell se ha limitado a contestar que "ahora" se ve sólo como diputada de ERC.

Una vez comunicada la decisión es a ERC a quien le corresponde designar otro candidato, después de haber perdido uno de sus hombres fuertes, el exconseller Carles Mundó, también investigado, que renunció anteayer a recoger el acta de diputado y que ha abandonado la política para reemprender su profesión de abogado. Para el puesto, ERC cuenta sin embargo con activos en el grupo parlamentario, algunos con larga experiencia política como es el caso de Ernest Maragall, quien, al ser el parlamentario más veterano de la nueva legislatura ya presidirá la denominada Mesa de Edad, el órgano provisional del pleno de constitución que organiza la votación de la Mesa definitiva. Entre los diputados electos de ERC que no están investigados también destacan perfiles con experiencia parlamentaria como es el caso de Antoni Castellà, Alba Vergès, Roger Torrent o Sergi Sabrià.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado