También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EN 'LA LINTERNA'

“Menéndez Pelayo defendió constantemente la lengua catalana”

Este martes en Noticias con Historia, Carlos Redondo y José Antonio Martín Otín Petón hablan en 'La Linterna' del personaje Marcelino Menéndez Pelayo

Retrato de Marcelino Menéndez Pelayo
  • COPE.es

Carlos Redondo y José Antonio Martín Otín Petón han recordado en 'La Linterna' la figura de Marcelino Menéndez Pelayo con motivo de la publicación de su biografía por Mario Crespo. Un personaje histórico al que consideran un “español gigantesco maltratado por el encasillamiento falso que le atribuyó el franquismo”, dice Petón.


Marcelino Menéndez Pelayo 1856 – 1912

Fue catedrático español, estudioso, poeta y fiel defensor de la literatura española. Nació en Santander el 3 de noviembre de 1856, hijo de Marcelino Menéndez Pintado, del que heredó su pensamiento anti krausista. El Krausismo fue una doctrina iniciada por el alemán Friedrich Krause, de ideas liberales que defiende la tolerancia académica y la libertad de cátedra. 

"Tardaron más de 30 años en recopilar su obra"

Es un episodio que vive en la Universidad de Barcelona el que lo convierte en un luchador “feroz” contra el krausismo. El catedrático Nicolás Salmerón, uno de los padres de esta doctrina, decide suspender a todos sus alumnos por un enfado con su clase y suspende los exámenes finales. Para un estudioso como Menéndez Pelayo el comportamiento del profesor es inconcebible y considera que si uno de los fundadores del krausismo hace eso, la corriente no puede ser buena.

Según cuenta Petón, el franquismo ha “maltratado” a este personaje y lo “utiliza” muchos años después de muerto. Asegura que le han querido ubicar en el tradicionalismo, pero ni siquiera era carlista. “Su perspectiva de la regeneración pasa por recuperar las esencias de la nación española” y esta idea es la que le coloca en el conservadurismo.

“Idealiza el pasado porque vive los antecedentes del pesimismo español”, explican Petón y Redondo, que consideran que ese es el motivo por el que durante tantos años y tantas generaciones “lo han ubicado en el conservadurismo”.

"Idealiza el pasado porque vive los antecedentes del pesimismo español"

Un hombre de gran inteligencia que “con tan solo dos años ya repetía de memoria pasajes que leía su tía en las tertulias familiares”. A los nueve podía repetir “la mayor parte del Quijote”, leía casi tres libros al día y con doce años formó su biblioteca; que constaba de más de 40.000 ejemplares. Javier Redondo lo compara con Stuart Mill (1806 - 1873), filósofo, político y economista inglés, que dedicó gran parte de su tiempo a traducir libros del latín. “Con una obra similar”, dice Redondo, los escritos de Menéndez Pelayo tardaron más de “treinta años en recopilarse” y suman más de 35.000 páginas.


Fiel defensor del catalán

El médico e historiador Gregorio Marañón (1887 – 1915) hablaba de Menéndez Pelayo como un hombre liberal de pensamiento. Pelayo defiende a todas las lenguas de la península como lenguas españolas y, en su obra, apoya la tesis de que todas las lenguas clásicas deben exportar el conocimiento y generan grandes imperios. “Nadie ha hecho más que él por el conocimiento de los clásicos”, asegura Petón.

A lo largo de su vida mostró su amor por la lengua catalana, a la que “defendió constantemente”, cienta Petón. “Desde el principio y hasta el final, la Cataluña inteligente, ha reclamado el peso de Menéndez Pelayo en la catalanidad”, afirma Petón.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado