También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Tres veranos sin leer es un año perdido en el desarrollo intelectual de tu hijo

Los expertos recomiendan, al menos, veinte minutos de lectura diaria 

 
  • COPE.ES

Que el verano es para divertirse, desconectar y descansar es una obviedad. Todos necesitamos aminorar el ritmo que llevamos durante el resto del año. Exactamente igual debe ser para los pequeños de casa, aunque una cosa es divertirse, desconectar y descansar de las tareas habituales y otra cosa es leer. Dicen los expertos que tres veranos sin leer es un año perdido en desarrollo intelectual.

Algunos estudios lo dejan claro: leyendo solo 20 minutos al día el niño ganará léxico, expresión oral y concentración. Si no dejan de leer durante el periodo estival, la vuelta al cole será mucho más fácil y llevadera. "Serán niños con dificultades de comprensión lectora, en el léxico, en el vocabulario, en las construcciones sintácticas... Y además, les será más difícil reengancharse al nuevo curso académico", asegura Silvia Sumel, psicóloga y profesora en Universidad Abierta de Cataluña de Psicopatología infantil. 

ANDRÉS: Estudios recientes constatan que dejar de leer en verano conlleva que el cerebro del pequeño retroceda entre dos y tres meses en habilidades; y que una pausa larga, como es el caso del verano, provoque una pérdida de aprendizaje equivalente a un mes de escuela o a casi tres meses en el caso de las matemáticas. Eso sí, la lectura diaria no se puede convertir en una obligación. Debemos hacerlo atractivo.

"Nosotros recomendamos 20 minutos de lectura diaria. No tienen que ser novelas o libros de aventuras. Puede ser un cómic, un cuento, revistas, sobre aficiones que les gusten como el fútbol o los coches...", asegura Silvia 

Si quieres que a tus hijos les guste leer debes hacerlo tú también y acostumbrarlos desde pequeños a leer al menos unas páginas de un cuento o libro antes de dormir. "En muchos hogares nadie lee. Ni los padres. Por eso, es bueno incorporarles ese hábito", explica la psicóloga. 

¿Y eso de hacer deberes? ¿Es aconsejable comprarles un cuadernillo para que durante todo el verano hagan ejercicios de matemáticas o de comprensión lectora? Aquí los expertos andan divididos: algunos afirman que dos meses de vacaciones permiten dedicar unas horas a hacer deberes, y otros apuestan por dejar las tareas a un lado y practicar actividades que también promueven el aprendizaje como visitar museos, viajar con la familia o hacer actividades en la naturaleza.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado