También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'LA NOCHE'

Campo Vidal: "Cuando Sánchez le dijo a Rajoy que no era decente, creía que se levantaba y se iba"

El moderador de la gran mayoría de debates electorales en España cuenta las intimidades de los debates en 'La Noche'

Escucha la entrevista a Campo Vidal en La Noche
  • Redacción

Un debate electoral televisado puede marcar quién gana unas elecciones y por tanto, el futuro de un país. Todo está absolutamente medido: la posición en plató de los candidatos, su ropa, sus gestos... En España, se celebran desde que en 1993 el entonces presidente del Gobierno, Felipe González, se enfrentara al principal candidato de la oposición, José María Aznar. Sin embargo, tuvieron que pasar 15 años para que viéramos a Mariano Rajoy y a José Luis Rodríguez Zapatero cara a cara. Después los hemos visto entre Rajoy y Rubalcaba, y Rajoy y Pedro Sánchez. También, con la llegada a la tarta electoral de Podemos y Ciudadanos, hemos visto debates a cuatro entre Soraya Sáenz de Santamaría, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Si alguien sabe de debates en nuestro país es Manuel Campo Vidal. Él ha estado en casi todos ellos como moderador y presentador, y ha hablado en 'La Noche' con Adolfo Arjona de ello y de su libro La cara oculta de los debates electorales. El periodista ha reconocido que los debates "tienen una cara oculta, porque es un momento de muchísima tensión. Estás sentado entre dos personas, y uno de los dos va a ser presidente del Gobierno, y el otro va a pegar carteles 4 años si le dejan en su partido". También ha comentado el papel de los asesores, quienes también se juegan probablemente "ser ministros o conducir la furgoneta de la cola para pegar los carteles". Aunque "los más artistas", según Campo Vidal, "son los propios candidatos".

ESCUCHA LA ENTREVISTA A MANUEL CAMPO VIDAL EN 'LA NOCHE'

En cuanto a cómo es la preparación de estos programas, el veterano informador ha destacado, sobre todo, "tiene que imaginarse qué va a pasar si las cosas van de un modo que no está previsto, si hay un exabrupto o un imprevisto, de modo que no tome partido". Un ejemplo de ello ocurrió en el primer debate entre González y Aznar, cuando no pactaron quién iba a terminar de hablar, algo que Campo Vidal no recomienda "ni a mi peor enemigo". "Aquel momento en el que a mí me pareció que tenía que tomar la decisión (de terminar) fui a decírselo a González primero y luego a Aznar, pensaba que había terminado y craso error: cuando dije que era el último minuto Aznar abrió ese debate de las condiciones. Aquello duró y duró… Pasaron años y yo no lo veía, me producía tensión verlo", ha reconocido.

En la memoria de todo el mundo está el último debate entre Rajoy y Sánchez, en el que el socialista le dijo al presidente "usted no es decente" a cuenta del caso Bárcenas. "Yo creía que Rajoy se levantaba y se iba. Se echó hacia atrás y dijo “hasta aquí podíamos llegar”", ha explicado Campo Vidal, quien ha admitido que ya estaba pensando en qué decir si el candidato del Partido Popular se iba. "A partir de ahí da igual lo que yo dijera, porque el debate se rompió. Es un momento para adelgazar", ha bromeado.

Borrell, el candidato más brillante

Aunque no fuera un debate entre candidatos a la presidencia del Gobierno, Manuel Campo Vidal ha destacado a Josep Borrell como el más "brillante" en el enfrentamiento, como ministro de Obras Públicas y Transportes, al entonces secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos.

En cuanto al presente, el periodista ha pedido que siga habiendo debates a dos, a pesar de la aparición de Podemos y Ciudadanos. "Imaginemos que mañana hay elecciones: de acuerdo, que haya debate a cuatro, pero un debate entre Sánchez e Iglesias sería muy interesante, o entre Rajoy y Rivera. Apuesto más por una suma de debates en el que podamos combinar el cara a cara, que es espectacular", ha demandado.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado