También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EN 'LA NOCHE' CON ROSA ROSADO

"Hay justicia para pobres y justicia para ricos"

Dos presos comunes que acaban de recuperar la libertad explican cómo se recupera la vida fuera de la cárcel

 Escucha la entrevista a dos expresos en La Noche con Rosa Rosado
  • Redacción

Iker tiene 38 años, es bilbaíno, y ha estado preso por delitos contra la Salud Pública en tres etapas diferentes de su vida: 2004 2012 y 2017. En diciembre del año pasado consiguió el tercer grado y, este mismo jueves pasado, la libertad provisional.

ESCUCHA ESTA ENTREVISTA EN 'LA NOCHE' CON ROSA ROSADO'

Al salir, explica que "todavía no se siente libre": "Tengo medio cuerpo fuera y medio dentro. Por un lado, feliz, por otro, triste. La cabeza se acostumbra de forma natural a poder vivir dentro, no es que uno quiera, es que te tienes que acostumbrar". Iker siente el famoso síndrome de abstinencia de los exconvictos. En prisión "tienes una vida social", y fuera ya no la tienes, algo que "no es fácil recuperar" porque "cuando uno está dentro allí nada avanza, y fuera todo avanza muy rápido

"La mayoría de la gente te aparta un poquito por la condición que tienes. Pero eso te dura una semana, luego uno va retomando la vida", asegura este vasco, que ya está buscando trabajo y que dentro de un año se ve con su propio negocio y una futura mujer.

En este sentido, Sergio López, después de 14 años entre reformatorio y prisión por robo, puede serle un buen ejemplo. Y es que este sevillano de 32 años ha rehecho su vida como ayudante de cocina -fue el único al que contrataron de los 20 compañeros que participaron en el programa de inserción laboral-, y vive con su pareja. Salió de la cárcel hace un año. "Cuando sales es un poco duro, un poco raro", reconoce. Aunque, en su caso, no hubo rechazo social: "no noté que me miraran raro. A mí me conoce todo el mundo donde yo vivo, la gente sabía dónde estaba".

Dentro de la cárcel un preso tiene con qué ocupar su cabeza: actividades deportivas, talleres ocupaciones, gimnasio, cine. Ambos, Iker y Sergio, han empleado su tiempo dentro en prepararse para la vida fuera. Ni se les ocurre pensar en volver entre rejas. El sevillano habla de "respeto y miedo" por prisión, sobre todo "por lo que dejas fuera". Iker coincide: "Pierdes todo en la vida, se desestructura tu pareja, tu familia, a nivel emocional, sentimental, económica. Todo se evapora, se convierte en nada".

Por fortuna, la vida les ha dado una nueva oportunidad. Por último, Iker lanza un mensaje en la semana en la que Iñaki Urdangarín ha elegido un módulo en una prisión de mujeres en el que estará solo cumpliendo 5 años y 10 meses: "Hay justicia para pobres y justicia para ricos".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado