También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EN 'LA NOCHE' CON ROSA ROSADO

¿Cómo ayuda Internet a un crítico taurino ciego y a un enfermo de Parkinson?

Gracias a Internet y las nuevas tecnologías, Pedro Antonio puede subir sus críticas a Facebook e Hipólito disfrutar de su afición a la astronomía

 Escucha esta entrevista en La Noche con Rosa Rosado
  • Redacción

Pedro Antonio vive en Almonacid de Zorita, un pequeño pueblo de la provincia de Guadalajara. Tiene 49 años y es ciego, su invidencia es total. Pero esto no le impide ser crítico taurino. Perdió la vista a partir de los 18 años, cuando hizo el servicio militar. Cuando terminó, le diagnosticaron retinosis pigmentaria. Aún con eso, pudo trabajar en la hostelería hasta los 26 años.

Ahora, y a pesar de su invidencia, es crítico taurino. Desarrolla esta actividad por Internet. Y es que las nuevas tecnologías le han sido de gran ayuda. "Me abren una ventana al mundo.  Vivo en un pueblo y esto me abre al mundo. Todos los días comparto en mi cuenta de Facebook noticias taurinas. De la otra forma sería imposible. Tú no puedes estar al tanto de la actualidad taurina si no fuera por las redes sociales", cuenta Pedro Antonio en 'La Noche' con Rosa Rosado.

ESCUCHA AQUÍ ESTA ENTREVISTA EN 'LA NOCHE' CON ROSA ROSADO

Las nuevas tecnologías también le ayudan con su teléfono móvil, un smartphone "normal y corriente" que lleva un sistema adherido que "es como si fuera un GPS". "Yo me hago fotos, porque el teléfono te va diciendo si estás dentro del plano, si no, si es de cuerpo entero. La gente se sorprende: te ven con el bastón de ciego y haciendo una foto y piensan que estás zumbado. Hay mucho desconocimiento, que te lleva a pensar estas cosas". El teléfono también puede leer textos escritos a través de un sistema de voz.

A Hipólito, un enfermo de Parkinson de 68 años que vive en Madrid, las nuevas tecnologías también son ayuda "tremenda", según él mismo, en su día a día. "La tendencia natural en la casi inmensa de Parkinson es retraerse en casa y salir poco", e Internet lo utiliza para evitar esto.

"Tengo muchísimas aplicaciones en el móvil. Una que me recuerda cuándo tengo que tomar la medicación porque si no la mitad de las veces se me olvida; un programa localizador para que mi mujer sepa dónde estoy", explica Hipólito, un aficionado a la astronomía que, gracias a la red de redes, puede "ver la posición de los planetas por la noche con un telescopio".

Eso sí, Hipólito reconoce que lo que verdaderamente le saca de casa es su nieta Julia, de casi 3 años.  "Con ella te olvidas del Parkinson. No paras. Además, para una enfermedad degenerativa como esta, cualquier cosa que te tenga la atención despierta y focalizada es estupenda"

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado