También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOCIEDAD CIVIL (Entrevista)

SCC espera que se conforme un Govern catalán "lo más óptimo posible"

Madrid, 21 mar (EFE).- El fundador y presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, confía en que en los próximos días se conforme un Govern catalán "lo más óptimo posible" y que "realmente piense en el bien común de todos los catalanes".,En una entrevista son Efe, Rosiñol se muestra escéptico ante el panorama político catalán y advierte de que si finalmente Jordi Turull es investido presidente de la Generalitat, "puede pasar cualquier cosa", ya que también está investigado por rebel

  • Agencia EFE

El fundador y presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, confía en que en los próximos días se conforme un Govern catalán "lo más óptimo posible" y que "realmente piense en el bien común de todos los catalanes".

En una entrevista son Efe, Rosiñol se muestra escéptico ante el panorama político catalán y advierte de que si finalmente Jordi Turull es investido presidente de la Generalitat, "puede pasar cualquier cosa", ya que también está investigado por rebelión, sedición y malversación.

"Hay tantas variables que nunca se sabe lo que puede ocurrir", aprecia Rosiñol, y argumenta que los independentistas llevan casi tres meses proponiendo candidatos "extemporáneos" como Carles Puigdemont o Jordi Sànchez con el "único objetivo" de hacer propaganda en el extranjero "dilapidando otra vez" la buena imagen de España y "vender" la idea de que "no es una democracia".

Rosiñol incluso hace un ruego para que el futuro candidato tienda a reducir la radicalidad y la tensión, porque hay un "hartazgo" en la sociedad catalana, que necesita recuperar la cotidianeidad y la rutina.

Además, recuerda a Turull que debe tener claro que, en democracia, si no se cumple el Estado de Derecho, se entra directamente en el "populismo", que, a su juicio, es lo que lleva "sufriendo" Cataluña los últimos tres o cuatro años "como mínimo".

De este modo, se muestra convencido de que en el secesionismo hay personas "razonables" que saben que tienen que defender sus postulados dentro del cauce legal, y más aún después de que líderes destacados, como el propio Carod Rovira, haya admitido que el "procés" ha sido "una gran mentira".

José Rosiñol adelanta también que SCC ha puesto en marcha ya unas "antenas internacionales" para que su mensaje cale en la sociedad civil en otros países y contrarrestar así el discurso del independentismo.

Y es que la estrategia internacional es "clave" para Sociedad Civil Catalana, y tener "antenas" en el extranjero para difundir un relato que no sea únicamente el independentista.

Desde el verano llevan trabajando con voluntarios desde Bruselas, Berlín, París, Londres, Miami, Nueva York, Washington y Varsovia, y en Roma comenzarán a actuar en próximas fechas.

Una actuación que no cree que se solape con la labor diplomática que, por su parte, realiza el Gobierno español y que, según su criterio, ha funcionado correctamente, como lo demuestra el hecho de que ningún gobierno extranjero reconociera la república catalana.

"El apoyo que ha tenido el independentismo por parte de gobiernos extranjeros es cero. La diplomacia en este caso ha funcionado explicando lo que es España, pero hace falta hacer más 'push' en la sociedad civil de esos países", recalca.

Bajo su prisma, el órdago soberanista ha permitido articular una respuesta desde la sociedad civil catalana y visualizar que no es un problema entre Cataluña y España, sino entre catalanes.

Para Rosiñol, la petición de que medie la UE por una parte del entorno nacionalista es "una de las trampas reiteradas" que utilizan los soberanistas para tratar de internacionalizar el tema y en la que no se debe caer.

Quiere SCC seguir contando con líderes y ex dirigentes europeos como el francés Manuel Valls, que el domingo participó en la manifestación de Barcelona, para que "se visualice algo tan básico como que Europa se construyó sobre el camino de la paz y el Estado de derecho".

"Sin Estado de derecho no es democracia, es populismo", sentencia Rosiñol.

Lo más visto