También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CRISIS CATALUÑA

El jefe de los Mossos lamentó a De los Cobos los "graves incidentes" el 1-O

Barcelona, 6 mar (EFE).- El actual jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, mostró ante el coordinador del dispositivo policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos, su "preocupación" por los "graves incidentes" que se estaban registrando ese día y le recordó que ya le habían advertido de ese riesgo en las reuniones de coordinación.,Así lo trasladó López, por entonces número dos del mayor Josep Lluís Trapero, en un correo que remitió a De los Cobos a las 14.44 horas del 1 de octubre, cuyo conte

  • Agencia EFE

El actual jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferran López, mostró ante el coordinador del dispositivo policial del 1-O, Diego Pérez de los Cobos, su "preocupación" por los "graves incidentes" que se estaban registrando ese día y le recordó que ya le habían advertido de ese riesgo en las reuniones de coordinación.

Así lo trasladó López, por entonces número dos del mayor Josep Lluís Trapero, en un correo que remitió a De los Cobos a las 14.44 horas del 1 de octubre, cuyo contenido figura en un informe de la Policía Nacional, al que ha tenido acceso Efe, sobre los archivos que los Mossos d'Esquadra pretendían destruir en una incineradora el pasado 26 de octubre, la víspera de la declaración de independencia.

En el correo, López detallaba a De los Cobos la relación de los 185 centros de votación que los Mossos habían podido cerrar hasta el momento y le reiteraba su "preocupación" por los "graves incidentes" que se estaban produciendo.

"Incidentes que, por otra parte, en reuniones de coordinación anteriores ya habíamos puesto sobre la mesa", precisaba López, que fue nombrado jefe de los Mossos el pasado 28 de octubre, tras la destitución de Trapero, que permanece imputado por sedición por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que investiga la supuesta pasividad de la policía catalana el 1-O y durante el registro a la consellería de Economía el 20 de septiembre.

En el correo, López también indicaba que la petición de ayuda que hicieron los Mossos a la Policía Nacional y la Guardia Civil a las 09.11 horas de la mañana para que intervinieran en los puntos de votación en los que su primera actuación no había sido "suficiente", no estaba referida "en ningún caso" a la "forma de llevar a cabo esta actuación".

"De la misma manera, esta ayuda se limitaba a aquellos centros previamente identificados por nosotros para evitar disfunciones y actuaciones no comunicadas y al margen de la coordinación", apuntó López, que insistió en que su petición de colaboración se limitaba a la fórmula que ya estaba establecida en las reuniones de coordinación.

A partir de la documentación intervenida a los Mossos cuando la llevaban a la incineradora el pasado 26 de octubre, la Policía Nacional concluye en su escrito -remitido a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela- que el cuerpo autonómico "manipuló" informes o actas relativas al 1-O, "pretendiendo alterar" su "verdadera actuación".

Según la Policía, los Mossos optaron por la "inacción" el 1-O, como lo demuestra el hecho de que "la inmensa mayoría" del material del referéndum que intervinieron lo fue "por entrega voluntaria de los responsables de los centros de votación (sobre todo urnas vacías o papeletas sobrantes), o porque los agentes entran a los centros cuando ya han finalizado las votaciones y se llevan el material restante o no utilizado".

En algunos casos, según detalla el informe de la Policía a partir de la documentación intervenida antes de que fuese destruida, los Mossos pusieron como "excusa de la inacción" el hecho de que estaban ayudando a evacuar a los heridos "resultantes de la acción" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"Lo cierto es que ninguno de los impresos (de las actas intervenidas) se da cuenta veraz del estado o de las circunstancias en los que se encuentran dichas personas heridas", remarca el informe.

Además, según el informe, el Centro de Coordinación (CECOR) de los Mossos d'Esquadra pidió a los agentes que comunicaran los movimientos de los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para cumplir con la orden judicial de impedir la celebración del referéndum.

En una comunicación del CECOR, que los Mossos iban a calcinar el 26 de octubre, se pedía a los agentes que "en caso de localizar vehículos y efectivos de CNP y GC efectuando movimientos, se informe a través del chat".

"Parece ser que del barco Piolín están saliendo todas las furgos de CNP y GC", respondió un mosso, mientras otro indicaba a las 04.50 horas del 1-O: "70 vehículos de la Guardia Civil se encuentran en el aparcamiento del aeropuerto de Girona". Otro afirmó; "comienza a haber movimientos de la Guardia Civil por todo el territorio catalán", añade el documento.

Según el informe, los Mossos incurrieron el 1-O en una "falta de actuación premeditada", que justificaron con una argumentación "perfectamente estudiada" para describir la imposibilidad de intervenir porque en los colegios había un gran número de personas concentradas, aludiendo a su edad y vulnerabilidad.

Lo más visto