También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'Herrera en COPE'

Herrera: "España ha quedado en manos de partidos que si pudieran destruirla, lo harían"

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Señoras, señores, me alegro, buenos días:

Ya es 1 de junio, quiero decir que hemos cambiado el mes. También hemos cambiado o vamos a cambiar al entrenador del Real Madrid. Eso porque se va. Y vamos a cambiar al presidente del Gobierno, pero ese porque le echan. Son diferentes formas de dejar un sitio o de irse de un lugar. Se va Mariano Rajoy porque, efectivamente, le echa Pedro Sánchez. Le echa Pedro Sánchez apoyado por una especie de macedonia en la que hay de todo, hasta forajidos, si me permite usted. Simplemente viendo ayer a la representante de Bildu en el Congreso de los Diputados, uno llega rápido a esa conclusión. Al final, el PNV se arrugó. El PNV no aguantó la presión que supondría el decir que no a Sánchez y, por lo tanto, mantener a Rajoy en el poder.

Las consecuencias que para ellos obtendría en su territorio y sus votantes, que supongo que esas son cosas que tiene muy miradas, la versión de los suyos para quitar a Rajoy de en medio. Y fíjense si ustedes, le dejan caer. Es muy sencillo. Sabe que Pedro Sánchez, el PNV lo sabe, le va a dar lo que lo que ellos pidan. Por cierto, ¿qué les ha prometido Sánchez al PNV? Y sabe también que los presupuestos, esos presupuestos que tanto les convienen, que aprobaron la semana pasada y van a ser aplicados por quién dijo que eran antisociales, desastrosos, lamentables y dignos de una enmienda a la totalidad. Pero en una semana vean ustedes cómo cambian las cosas.

ESCUCHA AQUÍ EL MONÓLOGO DE HERRERA DE ESTE VIERNES 1 DE JUNIO

Todo lo que estamos viviendo esta mañana hemos querido bautizarlo como una suerte de crónica de un disparate, de una suerte de falsa, de esa cosa que tienen de escandalosa a veces las legalidades parlamentarias. Porque, al fin y al cabo, el 113 y el 115 artículos de la Constitución amparan lo que ocurre. Es decir, un señor tiene más votos y desplaza al otro del poder. 

Sin embargo, lo curioso del caso es que España ahora queda en manos de partidos que si pudieran destruirla, lo harían. La España tal y como la conocemos. La España del 78. La España de 40 años de Constitución. Y lo hacen apoyando a un oportunista que gracias a ellos, no gracias a los votantes, gracias a ellos, va a alcanzar el poder negándose a convocar elecciones, por cierto. Porque una vez alcanza el poder, Pedro Sánchez agota los 2 años que quedan de legislatura. Bueno, y deroga la reforma laboral y otras cosas más. Ya veremos cuál será la deriva de la gobernabilidad, la deriva del país, que eso habrá que ir contándolo día a día y en ello estaremos.

Ha sido llegar al asalto, democrático, pero el asalto de un puesto que no le corresponde. Porque si la gente hubiera querido que Pedro Sánchez estuviera en la presidencia del Gobierno, le habría votado. Cosa que no hizo. ¿Qué pasó ayer? Que a la hora de comer, posiblemente antes, a Rajoy le dice Ortuzar, el presidente del PNV: “No te vamos a votar. Vamos a votar que sí a la moción de censura”. Y en ese momento Rajoy ya no se movió del restaurante. Dio la espantada. Está siendo muy criticado por ello. Pero es que Rajoy en ese momento no podía imaginar, como nunca pudo imaginar, una semana antes estaba en este programa, y era un hombre satisfecho. Había conseguido un buen acuerdo presupuestario, no exento de dificultades, había sacado unos presupuestos, tenía una legislatura por delante... En fin... Más o menos tranquila. Pues ya ven ustedes, nunca digas tranquilo. Presupuestos aprobados y dos años por delante, pues en ocho días quién te iba a decir que ibas a estar fuera de la Moncloa empujado por los mismos con los que habías pactado, a quienes, por cierto, les ha llenado el bolsillo de pasta. ¿Quién te lo iba a decir? Hoy deja La Moncloa. Hoy se va a su casa. Mañana jurará el otro o prometerá o hará lo que tenga que hacer y, pues, seguramente, mañana se irá a dormir a La Moncloa el nuevo.

Y ahora viene el debate de por qué no dimite Rajoy. Aún está a tiempo. De aquí a la votación podría dimitir. Dimitir seguramente retrasa el problema. Dimitir hace que, efectivamente, el Gobierno entre en funciones. Pues a lo mejor dos meses, tres meses... Es verdad que dos meses o tres meses en política sirven para mucho. Obligan a Sánchez, por ejemplo, a puntualizar mucho más los pactos que serían mucho más visibles con los grupos políticos. Pero no garantizaría el Partido Popular que tuviera para su nuevo candidato el suficiente respaldo.

Es que el Partido Popular lo han echado. A Rajoy lo han echado. Y aunque no fuera Rajoy fuera Soraya o fuera mi prima La Pelá vestida de corto, ahora habría que ganarse la confianza de quiénes no se la han dado en ningún momento en esta misma moción. ¿Cambiaría su voto el PNV? ¿Seguiría manteniendo el voto Ciudadanos?

Dice, hombre, para organizar a lo mejor unas elecciones sí. Es un tanto incierto. Lo correcto es darse cuenta de que han sido dos años milagrosos. Es decir, Rajoy ha gobernado de milagro en España con una minoría parlamentaria muy menor. Oiga, le recuerdo que Rajoy ha sido presidente del Gobierno porque se abstuvieron cinco socialistas, sino ni de broma. A él le han echado. Estoy plenamente convencido y quizá, bueno, es más información que opinión lo que le doy. Estoy seguro que el PP ha sondeado en el Parlamento a los grupos, preguntándoles: “Si Rajoy dimite, ¿apoyáis después al que llegue o os vais? Y nadie le daba garantías. Seguramente ni Ciudadanos, con lo cual, pues se va a su casa y a verlas venir.

Él prefiere quedarse de líder de la oposición, no dejarle ese papel a Rivera y, desde luego, no ligar su decisión a la sentencia de la Gürtel, que ha sido la que ha desencadenado todo este todo disparate. El exceso, la exteriorización de falta de imparcialidad del juez José Ricardo De Prada, una frase bien colocada en compañía de su colega ha servido para todo esta... Extraída y resumida y rápidamente enviada, ha servido para todo esto. Lo cual no quiere decir que se lo merezca o que no se lo merezca, pero que conozcamos la génesis de las cosas.

Rajoy ha sido un presidente, ha sido un superviviente. Hoy lo cuenta muy bien Lucía Méndez en 'El Mundo'. Ha sido un superviviente de Aznar, del Congreso de Valencia aquel en el que le querían hacer también la 13-14. A los mercados. Ha sido un superviviente a los banqueros del Ibex, a la crisis, hasta a los casos de corrupción. Pero es que el panorama que tiene por delante es tembloroso. Rajoy y el que llegue. A no ser que se meta en una refundación. Ya me lo irá contando.

Evitó el rescate de España cuando el rescate de España se lo pedían hasta en editoriales hasta 'El País'. Devolvió la confianza en España cuando en 2012 nadie daba un duro por España de cómo dejaron este país los socialistas. Y vaya usted a saber cómo lo puede dejar este que llega.

Claro, y cuando yo les decía: “Qué milagroi ha sido gobernar con 137”. Pues me dirá usted, será mucho más milagro gobernar con 84. Claro, depende de lo que le prometa Sánchez a los que ahora le han dicho que sí. El problema está en cómo van a tratar de cobrarse el apoyo los que han hecho presidente a Sánchez. Gobernar con inestabilidad indudablemente deteriora la confianza en las instituciones. Será bueno saber cómo va a torear con 84 el hecho de que todos los que le han votado, por ejemplo, son partidarios el derecho decidir. Todos. Podemos incluido. Todos son partidarios de un referéndum para que cada uno decida la independencia de lo que le dé la gana. Todos. A ver cómo los trae a los dos años que, le repito a ustedes, va a seguir ahí. Este no convoca elecciones, vamos, ni en broma.

  • Bottom:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado