También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

"Los niños deben rememorar la situación gestionando el estrés que genera y no forzar al olvido"

Tras el rescate de los doce niños y su entrenador de la cueva de Tailandia, ahora ha surgido la duda de cómo van a superar esta experiencia tan fuerte psicológicamente. Para ello ha participado en 'Mediodía en COPE' el psicólogo Luis García Villameriel.

 
  • COPE.es

Ayer los doce niños y su entrenador de fútbol consiguieron salir a salvo de la cueva de Tailandia en la que se encontraron atrapados durante 17 días, a 600 metros de profundidad y a cinco kilometros de la entrada de la cueva, la cual se encontraba inundada. A las dos menos diez de la tarde salió de la gruta el entrenador de 25 años, mientras que los niños, que tienen entre 11 y 17 años, habían ido saliendo antes, durante los tres días que duró la operación de rescate.

Luis García Villameriel, psicólogo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, ha participado en 'Mediodía COPE' para hablar de cómo han podido superar psicológicamente este suceso. Ha afirmado que "la incertidumbre es un elemento importante" y que "las cabezas de los niños son muy plásticas, por lo que es posible que se hayan adaptado con mayor rapidez". Para esta adaptación, asegura que la figura del entrenador habrá sido "fundamental", transmitiendo a los niños "mensajes de ánimo" y "preparándoles en momentos determinados para que pudieran resistir".

Los niños, que se encuentran ya en el hospital provincial de Chiang Rai, se encuentran en buen estado de salud tras los primeros exámenes médicos realizados por el centro sanitario. Ahora la duda es cómo van a afrontar esta nueva etapa a nivel psicológico. García Villameriel ha informado que es "una experiencia que marca a cualquier persona, y más con estas edades", ha destacado también que ahora van a necesitar el apoyo de los adultos. Estas situaciones generan miedo, pero a medida que han ido pasando las horas la sensación de "angustia y de miedo" se han podido ir "amortiguando", ha informado García Villameriel. 

Los niños aun no pueden mantener contacto directo con sus familiares, solo les han podido ver a través de un cristal. Y cuando puedan verles los familiares de cerca deberán llevar una bata protectora y mantener una distancia mínima de dos metros. Según García Villameriel, para superar este trauma psicológico debe imperar la "normalización", deben tratar de "rememorar la situación gestionando el estrés que genera y no forzar al olvido". Un factor a favor para poder normalizar esta experiencia es que "ha tenido un final feliz".

Se espera que la recuperación de los niños sea rápida. Aún así, García Villameriel advierte que "si hubiera algun tipo de sintomatologia que se prolongase con el tiempo, sí que podrían necesitar una ayuda especial".  

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado