También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MESAS Y DEBATES

Los retos del olivar sometidos a debate en una nueva edición del “Agrícola Café” de Editorial Agrícola

Las jornadas “Agrícola Café”, que organiza Editorial Agrícola Española, llegaron hasta la provincia de Jaén, productora de uno de cada cinco litros del aceite de oliva mundial, para analizar los retos presentes y futuros del sector del olivar. El salón de actos de la Cooperativa Nuestra Señora de los Remedios (coorganizadora), de Jimena, fue el espacio en el que más de 200 agricultores, procedentes de diversos puntos de la provincia, se reunieron para compartir experiencias y oír nuevas iniciativas destinadas a mejorar la renta agraria de los olivareros. La jornada ha contado con el apoyo de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Jaén (COAG Jaén), Agrobank y el Ayuntamiento de Jimena.

mesa redonda en Jimena
  • @agudomartín

En la presentación, conducida por Ana Sánchez, periodista agroalimentaria, se ha destacado la importancia de este tipo de foros. En ese sentido, la alcaldesa de Jimena, Esther Ulloa, ha animado a los agricultores a seguir formándose. “Este pequeño municipio agrario está encantado de recibiros a todos, y queremos destacar el gran trabajo que hacen nuestros olivareros a través de nuestra cooperativa y del aceite Oro de Cánava, que lleva el nombre de Jimena ligado al mejor virgen extra por el mundo”. En la misma línea, el presidente de la Cooperativa nuestra Señora de Los Remedios, José Manuel Varela destacaba: “Estamos halagados porque una cooperativa pequeña de un pueblo pequeño haya sido capaz de atraer un acto así”. Con 804 socios, fue, en el año 2011, una de las pioneras en la elaboración de los aceites tempranos, apostando por la calidad (a través de la multipremiada marca Oro de Cánava) como medio para competir con el olivar superintensivo.

La jornada contó con la colaboración de la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG). Su secretario general en Jaén, Juan Luis Ávila, que aseguraba que “el aceite se puede vender a tres euros o tres euros y medio el kilo sin que se resienta el consumo”, adelantando una de las claves de la jornada. Los impulsores de la misma, Editorial Agrícola, ponían el acento en el hecho de que, a pesar de estar asentada en Madrid, busca siempre el lugar donde suceden las cosas, tanto para presentar sus productos, como para poder escuchar a los agricultores sobre el terreno. Jesús López Colmenarejo, su director ejecutivo, destacaba: “Tras 90 años de experiencia, como los agricultores, Editorial Agrícola también ha tenido que ir reinventándose con el tiempo. De hecho, hemos pasado de tener dos personas en plantilla a las dieciocho actuales, gracias a la creación de Henar Comunicación, una agencia de comunicación especializada en el sector primario”.

La jornada se estructuró en dos bloques, analizados a través de dos mesas redondas de especialistas. En el primero de ellos, la “rentabilidad por medios de producción”, Bioibérica, patrocinador de la jornada y líder en la producción de principios biológicos como la eparina, exponía cómo los avances en materia bioquímica pueden permitir mejorar la rentabilidad en la parte agronómica de la producción sin que se resienta el medioambiente. Juan Bueno, Area Manager de Bioibérica daba a conocer, en este sentido, Dacus Trap, un producto que muy pronto estará en los mercados y que será clave en la lucha contra la mosca del olivo, que ha tildado como “la principal plaga a la que se enfrenta el olivar en este momento, ya que afecta directamente a la calidad del aceite”. Dacus Trap, ha apuntado Bueno, es una herramienta de trampeo masivo que, teniendo en cuenta la posible eliminación de tratamientos aéreos por normativa europea, puede ser muy eficaz como tratamiento seguro, sostenible y asumible por el agricultor. Su principio activo es una proteína hidrolizada con mayor poder de atracción, lo que permite reducir el número de trampas por hectárea de las noventa que, aproximadamente, se usan hoy, hasta las 50, disminuyendo de los más de 200 € por hectárea a 45 € en tres años. Es una herramienta compatible con el cultivo ecológico y con eficacia desde los primeros vuelos del insecto.

Mauro Bernal, Crop Manager de Bioibérica, presentaba, por su parte, Equilibrium, un bioestimulador de las hormonas propias de la planta, que incentiva el cuajado y la formación del fruto. “Es un producto, como indica su nombre, que tiene un perfecto equilibrio, ya que está formado por aminoácidos y sustancias propias de compuestos biológicos. Ayuda a la síntesis de los compuestos fenólicos, a la expansión celular y, en general, tenemos un producto de alta calidad, apto, también, para cultivos ecológicos”. Equilibrium, ha explicado Bernal, bioestimula la actividad del fruto, regulando hormonalmente la planta, aumentando el tamaño y número del fruto en el olivo. Los ensayos en olivar revelan un aumento de 2,7 puntos en el rendimiento graso con solo dos tratamientos.

Reale Seguros, otro de los patrocinadores de la jornada, explicaba el estado actual y las posibilidades de futuro en los seguros en olivicultura. Jaime Gómez, responsable de segmento agrario de Reale, recordaba que“dentro de todas las variables que afectan a la rentabilidad de los cultivos, el único que no se puede controlar es el tiempo. Las condiciones climatológicas adversas, como heladas o granizo, que son comunes en la zona, se van a presentar, con toda seguridad, al menos, una vez cada diez años. Solo con que suceda esa única vez se recuperaría la inversión en seguros”. “Aseguren sus cosechas, porque al ser una zona de monocultivo, es más fácil que unas malas condiciones climatológicas puedan causar daños irreparables, háganlo a través de un mediador especializado y, si es posible, háganlo con Reale, que les va a ofrecer la máxima confianza”, añadía.

La segunda de las mesas de trabajo giró en torno a la “autorregulación del sector del aceite de oliva”. Juan Gadeo, presidente del Grupo Interóleo, una de las experiencias más exitosas en el ámbito de concentración de la oferta, destacaba que la autorregulación interesa a todos los miembros de la cadena de producción y distribución. “No es fácil, pero es un camino que hay que desarrollar para evitar las oscilaciones de precios que solo benefician a los especuladores”, aseguraba. Gadeo
interpelaba a la Interprofesional como foro en el que poner de acuerdo a las partes para dar los pasos que puedan tanto controlar la oferta como, sobre todo, aumentar la demanda, que actualmente es escasamente superior al 1% de todas las grasas que se consumen a nivel mundial. Jesús Sutil, gerente de las Denominación de Origen Sierra Mágina, destacaba que los aceites que se comercializan con estos marchamos de calidad son menos sensibles a las fluctuaciones del mercado. Y reseñaba “Las soluciones tiene que ser colectivas, no pueden sacrificarse unos pocos para el beneficio de todos”.

Primitivo Fernández, director de Anierac, la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles, ponía matices a la autorregulación. “Hay que buscar otras fórmulas para conseguir la estabilidad de los precios en el mercado que no intervengan en el mismo, especialmente si se trata de retirar aceite para forzar los precios”. Juan Luis Ávila, desde COAG, pedía una propuesta firme a los envasadores sobre la que trabajar para evitar confrontaciones. Y recordaba “Es un error que no todo el sector esté en la búsqueda de un instrumento normativo que lo regule. El mantenimiento de las rentas agrarias es lo único que garantiza la pervivencia del olivar”. Y ponía énfasis en el artículo 39 del Tratado de la Unión, que señala que uno de los objetivos de la Política Agraria Común debe ser estabilizar los mercados y hacer llegar al consumidor alimentos a precios razonables.

En la clausura de la jornada, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, trataba de poner en valor los retos que tiene por delante el sector olivarero: la mejora de la competitividad, la promoción, la internacionalización, la transparencia de los mercados, la posición de los productores dentro de la cadena de comercialización y, por supuesto, la innovación, el desarrollo y la innovación. Con el reto del horizonte 2020, con la entrada en vigor de la nueva PAC, el consejero ha manifestado su preocupación respecto a la posibilidad de la bajada del presupuesto comunitario. “Estaremos junto al ministro para reclamar una PAC justa que no haga que Andalucía y Jaén sean víctimas”, recalcaba, y recordaba que “esta comarca (Sierra Mágina), se juega 33 M€ en ayudas”. El consejero también ha insistido en la necesidad de una simplificación administrativa real que facilite al agricultor la burocracia a la que tiene que enfrentarse para poder obtener las ayudas. Para destacar el liderazgo mundial de Andalucía en la producción de aceite de oliva Sánchez Haro destacaba que en 2017 salieron de la comunidad autónoma 89.000 kg cada hora.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado