También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El proyecto europeo, en manos del SPD, según Merkel y Macron

Angela Merkel y Emmanuel Macron durante en la reunión mantenida...
Angela Merkel y Emmanuel Macron durante en la reunión mantenida en París. REUTERS | Angela Merkel y Emmanuel Macron durante en la reunión mantenida en París. REUTERS
  • Agencias

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, han trasladado toda la responsabilidad de las reformas que necesita Europa en los socialistas alemanes, el SPD, que decidirán el domingo si negocian una nueva gran coalición encabezada por la política conservadora.

Aunque el "futuro de Europa y las prioridades que vienen" figuraba entre los principales temas de la reunión bilateral celebrada en París, pocos detalles trascendieron sobre esos nuevos desafíos durante la conferencia de prensa en el Elíseo.

Sí que quedó patente en la misma que los cambios en el proyecto europeo dependerá de lo que decidan en su congreso el SPD, pendiente de corroborar el preacuerdo de la semana pasada y dar la luz verde final para formar una nueva administración en Alemania.

Así, una mayor integración europea basada en reformas de la fiscalidad, el sector bancario o la defensa -anhelos todos ellos de Macron- deberán esperar a que se formalice un Gobierno en Berlín.

"La ambición (europea) que portamos tiene que conjugarse con la ambición alemana", reconoció Macron, quien evitó valorar "asuntos de política interna de un país amigo" y se limitó a destacar el compromiso con el proyecto europeo de los socialdemócratas germanos.

Merkel también rehuyó entrar en especulaciones acerca de lo que decidan los socialdemócratas, cuyas juventudes se oponen al acuerdo para reeditar esa gran coalición.

"Mi fervor europeo y concepción de una Europa fuerte no depende de la decisión de otro partido político, aunque espero que el SPD dé vía libre para iniciar las conversaciones", refirió la mandataria, cuyo futuro político está condicionado en gran medida por ese congreso, una vez fracasadas las negociaciones con los verdes y los liberales.

Un parecer negativo de las bases del SPD a la gran coalición con la jefa del Ejecutivo llevaría a Alemania a una fase de incertidumbre que podría conducir a la repetición de elecciones, después de que las del pasado septiembre no dejasen a un claro vencedor.

Debido al punto muerto en las negociaciones por el nuevo Gobierno germano, tanto Macron como Merkel optaron por la prudencia y no detallaron las propuestas que tienen para fortalecer la Unión Europea (UE).

Para Macron, lo importante es "saber a dónde quiere ir" Europa, pues una vez definido ese punto, se encontrarán las medios para llegar.

El presidente francés reiteró su plan de una Europa "que protege", "con más soberanía" en asuntos como la defensa, las nuevas tecnología o el medio ambiente.

"Hay que construir a partir de las convergencias, es como hemos construido siempre Europa", sostuvo.

Merkel puso más el acento tanto en la estabilidad de la eurozona, alegando que esta última "debe estar en la vanguardia de la competitividad", como en las fronteras de la UE, que en su opinión "no están protegidas".

Según la canciller, "la amistad y cooperación franco-alemana están basadas en el refuerzo de Europa, en cómo construir mejor una Europa en un mundo globalizado con mayores desafíos".

Ambos mandatarios repasaron la relación bilateral, especialmente en la perspectiva del 55º aniversario del Tratado del Elíseo, que los parlamentos de ambos países revisarán el próximo día 22 con vistas a la firma de un nuevo acuerdo de cooperación.

Firmado por Charles de Gaulle y Konrad Adenauer en 1963, este viejo tratado que jalona las relaciones franco-alemanas debe ser revisado, confirmó Macron, para quien esa amistad bilateral se forja "no solo en el ámbito institucional", sino también "en el día a día". 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado