También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La policía rescata a 11 niños en Nuevo México entrenados para cometer tiroteos en escuelas

El campamento no tenía agua ni electricidad y los niños se encontraban "hambrientos y en unas condiciones penosas". Los adultos detenidos están cosiderados por la policía como "extremistas islamistas"

ctv-y40-636691005862051436-1
  • COPE.es

La policía del condado de Taos, en Nuevo México, ha detenido a cinco adultos que entrenaban a once niños para que se cometieran tiroteos en escuelas. Los once niños rescatados tenían entre 1 y 15 años, y según ha comentado el seriff del condado, Jerry Hoegrefe, "estaban delgados, se les marcaban las costillas y se encontraban con una mala higiene y muy austados". También ha dicho que tanto los niños como los adultos "parecían refugiados del tercer mundo, no solo sin agua, electricidad o comida, sino sin zapatos y sin higiene personal".

La investigación comenzó en noviembre del año pasado, cuando una madre denunció la desaparicion de su hijo de 4 años en Atlanta. Según su madre, el padre, Siraj Ibn Wahhaj, desapareció con el niño después de decir que se lo llevaba al parque. Además, la madre avisó que sufría problemas físiscos y mentales.

Los fiscales de Nuevo México han reflejado en los documentos aportados en la Corte que Siraj Ibn Wahhaj estaba entrenando a los niños, en un desierto remoto, para que cometieran tiroteos en escuelas. También piden la prisión sin fianza para el padre del niño desaparecido, que se enfrenta a cargos de abuso infantil, como los otros cuatro adultos detenidos. Entre los cinco detenidos se encontraban dos hermanas de Siraj, que se cree que son las madres de los niños.

La policía ha confirmado que los niños se encontraban "hambrientos y en unas condiciones penosas", y ha confirmado que se han encontrado los restos de un niño, pero no han podido confirmar aún si se corresponden a los del niño desaparecido. El sheriff ha confirmado que pudieron acceder al campamento tras interceptar un mensaje de alguien de dentro que decía: "tenemos hambre y necesitamos agua y comida". Además ha asegurado que no podían esperar a otra agencia, y tenían que comprobar las intalaciones lo antes posible. Por lo que en cuanto recibió el mensaje empezó a trabajar para conseguir una orden de registro y de entrada táctica, ya que conocían que los que estaban dentro "podían estar fuertemente armandos y estaban considerados extremistas islamistas" 

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado