También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las fronteras más raras del mundo... y un trozo de tierra sin dueño

Normalmente pensamos en las fronteras como aduanas con barreras para coches, policías o incluso militares, pero las hay dignas de visitar por sus rarezas

Las fronteras más raras del mundo... y un trozo de...
La frontera entre Bélgica y los Países Bajos en Baarle cruza, incluso, casas particulares como esta | EFE

Todo el mundo ve las fronteras entre países como lugares aburridos donde, como mucho, hay que enseñar el pasaporte para poder pasar. Eso en el mejor de los casos, porque hay fronteras delicadas, militarizadas...

Lo que pocos imaginan es que hay lugares fronterizos muy curiosos, y aquí vamos a repasar algunos de ellos alrededor del mundo:

1. Noruega y Suecia, diferencias en el precio de una hamburguesa: La hamburguesería más famosa del mundo utilizó la divisoria entre estos dos países para plasmar lo que costaba uno de sus menús en cada país. Claro, que la idea fue de la franquicia de Estocolmo, ya que la hamburguesa salía casi un 30% más cara en Noruega.

ctv-71f-hamburguesa

2. Bélgica-Países Bajos pide un café en Holanda y tómatelo en Bélgica... sin moverte de la silla. Así es la vida en Baarle, un pueblo en el que la frontera entre ambos países puede aparecer, literalmente, a la vuelta de la esquina. Dividen calles, tiendas o restaurantes:

ctv-low-cafetera

Y también casas. De hecho, hay una línea fronteriza que pasa por mitad de una casa. De hecho, los números de los portales cambian de color según el país y, en este caso, este hogar tiene dos direcciones para una misma entrada e incluso dos timbres. El mapa de la ciudad es digno de ver:

ctv-ihv-mapa-baarle

3. El trifinio en Sudamérica: un trifinio es un punto geográfico donde convergen tres fronteras. Eso pasa exactamente en la Triple Frontera en las cataratas de Iguazú entre Argentina, Brasil y Paraguay. Este triple confín se encuentra en la unión de los cursos de los ríos Iguazú y Paraná.

ctv-hem-triple-frontera

4. Las islas Diómedes, donde es posible viajar en el tiempo: están en el Estrecho de Bering, entre Alaska (Estados Unidos) y Chukotka (Rusia). Son dos islas separadas por menos de 4 kilómetros... y por 21 horas de diferencia. Porque entre ambas pasa la línea internacional de cambio de fecha, y aunque la hora solar sea la misma, en Rusia pueden ser las 8 de la mañana del día 20, mientras que en EEUU son las 11 del 19.

ctv-m90-diomedes

En la isla rusa viven un centenar de personas, mientras que la americana está deshabitada. En cualquier caso, no se puede ir de una a otra isla porque no existe una aduana que lo regule.

5. Bir Tawil: tierra de nadie: Literalmente, esta pequeña porción de desierto no es propiedad de ningún país. Está entre Egipto y Sudán y su destino se forjó cuando a finales de siglo XIX Reino Unido trazó dos fronteras distintas en apenas tres años. La segunda variaba un poco de la primera y dejó sin dueño una cantidad de territorio similar a la suma de espacio que ocuparían juntas México DF y Madrid. Da la casualidad de que, junto a Bir Tawil está el llamado Triángulo de Hala'ib, con salida al Mar Rojo. Mientras que el primero no lo reclama nadie, el segundo se lo disputan entre Egipto y Sudán.

ctv-8gx-bir-tawil

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado