También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
EXTERIORES NOMBRAMIENTOS

Borrell justifica los cambios en embajadas por ser "de relevancia política"

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, justifica los cambios y nombramientos de embajadores en puestos "de especial relevancia política" y asegura que han sido "mucho menos extensos y expeditivos" que en anteriores cambios de Gobierno.

  • Agencia EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, justifica los cambios y nombramientos de embajadores en puestos "de especial relevancia política" y asegura que han sido "mucho menos extensos y expeditivos" que en anteriores cambios de Gobierno.

El ministro subraya también que "sólo son tres" los "embajadores políticos nombrados por él y que todo el equipo saliente ha sido "recolocado" en puestos de relevancia en el extranjero o en el Ministerio.

Borrell responde con un artículo en el "ABC" a una columna de opinión publicada en el mismo diario en la que se le atribuía haber llevado a cabo una "noche de los cuchillos largos" destituyendo y cambiando a "medio centenar de diplomáticos que llevaban entre un año y año y medio en sus destinos».

En su respuesta, titulada "Las cosas como son", Borrell detalla que, antes del cambio de Gobierno, el ministro Alfonso Dastis había previsto proceder a nombrar 46 embajadores, de los que tan sólo 9 han dejado de ser nombrados.

Los demás han sido o bien mantenidos en sus puestos o bien reasignados a otras legaciones diplomáticas o a altos cargos en el Ministerio, asegura.

En cuanto a los ceses de embajadores a raíz del cambio de Gobierno, "su número no es de medio centenar sino de doce", subraya el ministro.

Apunta, además, que dos de los embajadores cesados, Jose Ignacio Wert (ante la OCDE) y Pedro Morenés (en Estados Unidos), eran embajadores "políticos" y no diplomáticos y "tuvieron la elegancia de presentar su dimisión de forma inmediata tras el cambio de Gobierno".

Así pues, destaca Borrell, "sólo son diez, y no medio centenar", las embajadas en las que se han producido cambios antes del final normal del periodo de ejercicio de las funciones de un embajador.

Esto se debe a que ocupaban embajadas "de especial relevancia política para el nuevo Gobierno" o porque se ha nombrado en su lugar a altos cargos salientes, como ha sido el caso de Italia o Brasil, donde han sido nombrados Alfonso Dastis y el ex secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica Fernando García-Casas.

"Pero no se ha procedido, como en otras ocasiones, a cambios mucho más extensos y expeditivos en la representación exterior, puesto que no se ha cambiado a los jefes de misión en puestos de relevancia, como, por ejemplo, Francia, Unión Europea, Reino Unido y Argentina", señala Borrell en su artículo.

En cuanto al nombramiento de embajadores "políticos", el ministro asegura que han sido sólo tres: en la OCDE, Andorra y la Unesco.

Borrell también subraya que se ha nombrado embajadores, o se ha pedido el preceptivo plácet, en "países relevantes a prácticamente todos los altos cargos salientes, lo que no creo que haya ocurrido en anteriores 'noches de cuchillos largos'".

"Creo que raras veces, por no decir nunca, se ha procedido de esta manera con el equipo saliente", subraya el ministro.

No obstante, Borrell concluye su artículo apuntado que "es necesario y urgente" definir un procedimiento reglamentario y un sistema de evaluación que permita valorar "de la manera más objetiva" posible los méritos de cada candidato a las distintas jefaturas de misión, "para que todos los Gobiernos puedan ejercer de la forma más eficiente posible su capacidad de nombramiento".

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado