También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

Saénz Mariscal, el abogado espía de la vela

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

Luis Sáenz Mariscal es una eminencia en el mundo de la vela. Este abogado conoce muy bien la complejidad de mezclar las normas decimonónicas del texto fundacional de la regata (el Deed of Gift, 1887) con las reglas de los barcos más ultramodernos.

Se acaban de presentar los AC75, unos veleros de un solo casco capaces de avanzar a toda velocidad sin necesidad de tocar el agua. Nunca se ha visto nada igual. Un desafío colosal para diseñadores e ingenieros, para trazar las embarcaciones de la próxima Copa de América en Nueva Zelanda dentro de tres años. La trigésimo sexta edición. 

Espiar a la competencia, la historia que persigue al mundo de la vela

En la Copa América de Vela, hay gran cantidad de acusaciones y pleitos por prácticas fuera de la ley. Luis Sáenz Mariscal puede presumir de haber ganado la mayoría de casos en los últimos 25 años. Y de ser un agente secreto eficaz: Ha cazado a varios espías.

En su última misión con el Team New Zealand que, el pasado verano, reconquistó la Copa América con un sorprendente catamarán a pedales. Fue él, como abogado, quien, sin levantar sospechas, consiguió cambiar una regla para introducir bicicletas en el barco neozelandés y así usar la fuerza de las piernas de la tripulación, más potente y efectiva que la generada por los brazos. Tras esta jugada técnico-legal, el equipo kiwi fabricó una habitación secreta en su base de Auckland donde la tripulación pudo ensayar sin ser vista. Cuando al fin el multicasco tocó el agua, sus adversarios ya no tenían tiempo de copiar el revolucionario sistema.

Muchos han traspasado la legalidad para intentar vencer a la competencia

El trabajo de observador furtivo en el siglo XXI consiste en viajar al país de un rival, subirse en una lancha, acercarse sigilosamente todo lo que se pueda al velero (el límite legal establece un mínimo de 200 metros de separación) y disparar fotos a discreción. Luego, con las imágenes obtenidas, se toman todas las medidas y se crea una versión electrónica-digital de ese barco para que se enfrente al diseño del propio equipo en un simulador.

En 2009, por ejemplo, meses antes de la polémica edición que los equipos de Ernesto Bertarelli y Larry Ellison protagonizaron en la segunda y última edición celebrada en Valencia, un espía del Oracle fue investigado por la policía tras ser descubierto mientras medía con un metro láser y un GPS la base de Alinghi en Villeneuve (Suiza). Jean Antoine Bonnaveau confesó que fue contratado -dos años antes- por el sindicato estadounidensepara encontrar datos de los suizos a cambio de un salario mensual de 10.000 euros.

Si infringes las normas 

El equipo infractor suelen recibir una multa y una penalización en el agua. En 2013, el Oracle Team USA fue castigado con 15.000 euros y cinco días de suspensión de entrenamientos por espiar al Luna Rossa. Se demostró que una lancha del equipo de Ellison tomó imágenes del barco italiano desde muy pocos metros de distancia. Otras acciones que antaño eran habituales, como rebuscar entre la basura de las bases o el uso de buzos, también están expresamente prohibidas en la actualidad.

Luis Sáenz Mariscal descubre muchas anécdotas en esta entrevista que puedes escuchar AQUI

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado